Alí Humar, un ícono irrepetible de la televisión colombiana


David Jáuregui Sarmiento
29 / 06 / 2021
Alí Humar
0

En 1969, con 24 años de edad, Alí Humar integró el elenco de la serie de televisión Candó, para el Canal Nacional. En ese momento nació un ícono que cosechó una larga y fructífera carrera en la televisión colombiana y que ha dejado un legado imborrable para la pantalla chica.

Alí, nacido en 1945 en Mesitas del Colegio (Cundinamarca) y fallecido el 29 de junio de 2021 en Bogotá, fue un actor, director y presentador de televisión colombiano, reconocido principalmente por haber dirigido el longevo programa de humor colombiano Sábados felices.

Alí estuvo en una época gloriosa en Sábados felices, desde el año 2000 al 2019, y su labor como director también se destacó en novelas importantísimas para nuestra televisión como Los cuervos o Lola Calamidades, populares series televisivas de la pasada década de 1980.

Alí Humar actor y director colombiano

Pero la televisión no siempre fue la escuela donde Humar se haría maestro. Antes de llegar a la televisión, hizo radionovelas en Caracol Radio, y aunque se dice que le huía a aparecer en las pantallas de televisión, el camino lo condujo a hacer parte activa de ellas.

Pero su entrada al mundo de las artes escénicas fue antes de la televisión y la radio, pues fue con el grupo de teatro La Candelaria, fundado junto con otros intelectuales por el reconocido dramaturgo Santiago García, que Humar entró en un selecto grupo en el que la actuación y el mundo de la dirección desde las tablas hoy goza de reconocimiento.

Fue hasta 1984 que Alí Humar dio el salto a la dirección de contenidos para televisión cuando estuvo al frente del seriado Los cuervos, una de las primeras series de misterio del país, escrita por Julio Jiménez.

"Con Mauricio Bermúdez, el director de cámaras, apostamos a hacer una producción un poco más cinematográfica a la que estábamos acostumbrados en Colombia" aseguró Humar sobre esta serie y algunas de las claves de su éxito en conversación con Señal Colombia.

A esta primera serie se sumaron otras telenovelas que dirigió con éxito. Algunas de ellas fueron Lola Calamidades, grabada en 1987 y emitida por primera vez en el canal Cadena Uno. Le siguieron producciones como Herencia maldita en 1990, Señora Isabel en 1993, Copas amargas en 1996, Castillo de naipes en 1998 y Tabú en el último año del siglo XX.

Desde luego, su aporte a la televisión no se limitó a sus trabajos como director, pues Alí Humar ha sido un maestro en todo lo referente a la televisión. Su participación como actor en series y novelas también ha sido destacada en producciones como en la telenovela Siete veces amada, donde caracterizó al personaje Farid Alcázar en 2002.

Su más reciente incursión como actor fue en Sin senos no hay paraíso, en la cual encarnó al personaje Pablo Morón.

Alí Humar y su etapa como escritor

Ya para 2020 su experiencia en el medio se había convertido en referente en el país, motivo por el que también se aventuró a escribir obras relacionadas con la televisión y su vasta experiencia en la pantalla chica y las artes escénicas.

Sus memorias reposan en el libro Es mi versión y no la cambio (2020), en la que compiló 89 historias de su paso por el mundo televisivo.

En febrero de 2021 Humar continúa con su propósito de dejar por escrito sus aprendizajes, y lanzó su segundo libro titulado Ya que me acuerdo, un texto en la que Humar comparte su talento como escritor e invita a los lectores "a un viaje de vivencias y ocurrencias en entornos particulares".

La memoria de Alí Humar perdura en la historia tallada en su legado. La comunidad artística y el público en general están agradecidos con su trabajo a lo largo de tantos años.