¿Qué tienen en común nuestra independencia y la revolución francesa?


David Jáuregui Sarmiento
23 / 08 / 2019
Intervención criolla de la pintura 'La Libertad guiando al pueblo' por Eugène Delacroix.
independencia colombia revolucion francesa bicentenario señal colombia 2
0

La independencia fue mucho más compleja de lo que estamos acostumbrados a escuchar, pues para lograrla se necesitó mucho más que un grito y un florero.

En dicho proceso, incluso varios años antes de comenzar la independencia, Francia y la Revolución francesa -probablemente sin intención- ya habían sembrado la semilla de la revolución en las Américas y por eso, al menos en alguna medida, es a la emancipación del pueblo francés de los monarcas galos uno de los impulsos de nuestra propia independencia.

Por eso, exploramos 3 razones por las que el movimiento independentista de Colombia fue influenciado por la revuelta francesa en la que se empezaron a considerar los derechos universales de los seres humanos, así como una organización de Estado republicana y democrática, alejada de las tiranías y privilegios de los nobles y los miembros de la familia real.

Bicentenario - Transmisión desde Rionegro
Miércoles 28 de agosto, 9:00 a. m.

1. La primera independencia fue contra Francia y a los criollos les sonó la independencia total

De acuerdo con Iván Sierra, historiador e investigador del Museo Casa Quinta de Bolívar, lo que se considera el grito de independencia en la narrativa histórica oficial de nuestro país, el 20 de Julio de 1810, fue una independencia que en realidad estaba dirigida hacia Francia y Napoleón Bonaparte, que había invadido el territorio español en la península ibérica, y que depuso al Rey español Carlos IV.

Posteriormente, sería Fernando VII quien después de expulsar a Francia de la península Ibérica, y por quien las primeras actas de independencia abogaron, proclamó libertad frente al imperio napoleónico, pero no frente a España.

"Las primeras declaraciones de independencia se proclamaron para defender los derechos reales de Fernando VII frente a Napoleón, que había invadido la península ibérica. Acá se formaron juntas que en realidad rechazaban era el Gobierno de Napoleón. Después de esto fue que algunos de los próceres les quedó sonando el proyecto independendiente incluso de España", asegura Sierra.


2. La influencia de Francia en Bolívar inspiró sus ideas republicanas e independentistas

Si bien Simón Bolívar fue uno de los engranajes en toda la maquinaria independentista del territorio americano, se puede considerar uno de los principales promotores, actores y organizadores de la revuelta contra España. Pero el origen de sus ideas revolucionarias se encuentra en Francia, donde pasó importantes épocas de su vida y donde la observación de lo que ocurría en el país galo le sirvió de inspiración para iniciar la revuelta en América.

De acuerdo con el historiador Julián Garavito, del Instituto Cervantes de España, las largas estadías de Bolívar en Francia durante su juventud hicieron la inspiración suficiente para que el libertador empezara a considerar la libertad del pueblo americano fuera del yugo español.

"A principios de 1802 Bolívar conoce París, un París alegre por la paz de Amiens, con un Bonaparte a quien admira Bolívar y que no es todavía Napoleón; un París donde aún se respira un aire de libertad. Los biógrafos pintan a Simón esperando el próximo matrimonio y 'viajando por la tierra de la Revolución con sus dieciocho años'", recuerda Garavito en su texto 'Simón Bolívar y Francia'.

"Bolívar se pasea por las galerías del Palais-Royal en galante compañía o juega abundantemente. Y su pasión por la libertad le obliga a rechazar la invitación para la coronación de Napoleón. Se encierra en su cuarto ese día (...). Descubre a un pueblo que odia la tiranía y sediento de igualdad y que contempla impasible la ruina de sus conquistas sobre la superstición y el trono", escribió Garavito,

Reproducción de 'Napoleón cruzando los Alpes' del pintor neoclásico Jacques-Louis David.


3. Los ideales franceses influenciaron la Revolución de la Colombie

Cuando hablamos de ‘influenciar’ la palabra se queda corta. Tal vez, señalan historiadores, que sin la revolución francesa no hubiéramos abandonado la edad media y el oscurantismo, en el que poder de la fe y los títulos nobiliarios seguirían gobernando los pueblos.

De acuerdo con Juan Camilo Escobar Villegas, uno de los académicos colombianos que más ha estudiado la relación entre la independencia criolla con la revolución francesa, al levantamiento galo le debemos al menos tres aspectos fundamentales que propiciaron nuestra propia revolución.

Por un lado, de allí vinieron las ideas ilustradas francesas como causa principal de las rupturas políticas del continente americano con la península ibérica. Por otro, la revolución francesa funcionó como modelo de la modernidad social, política y cultural del mundo hispanoamericano y, por último, hubo un "afrancesamiento" de ciertos miembros de las élites hispanoamericanas en la exaltación de Francia como el referente de civilización, tal como sucedió con Bolívar.

"La revolución francesa y sus ideas ilustradas fueron originales, auténticas, sin influencias, y las revoluciones de independencia de Hispanoamérica representaban una de sus consecuencias gloriosas, un efecto que había que explicar desde París", escribe Juan Camilo Escobar Villegas en 'Algunas lecturas francesas de las independencias hispanoamericanas'.

Rafael Ballén, académico de la Universidad Libre, recalca en su texto 'Incidencia del pensamiento político europeo en la formación del Estado Colombiano' que no puede ignorarse que el 2 de octubre de 1789, dos años más tarde de la revolución francesa, se lanzó la 'Declaración de los derechos del hombre y del ciudadano', pues los representantes del pueblo francés consideraron que el menosprecio de tales derechos o su olvido eran las únicas causas de los males públicos y la corrupción de los gobiernos.

No obstante, no podemos darle todo el crédito a los franceses y su revolución, pues si bien es cierto que hicieron el papel de detonante, nada de ello hubiera ocurrido de no ser por el movimiento ilustrado, que se propuso reunir el conocimiento en enciclopedias y libros para quitarles esa exclusividad a la fe y las monarquías.

"Se puede afirmar que las ideas ilustradas se mundializaron y permitieron diálogos interculturales por medio de ideales libertarios, igualitarios y solidarios, pero con orígenes no exclusivamente franceses, en tanto que las rutas ilustradas fueron multidireccionales (...) Las ideas ilustradas no tuvieron patria, cruzaron las fronteras sin permisos aduaneros, sin consultas protocolarias", explica Escobar.