"Lawrence de Arabia", un clásico del cine épico


Jazid Contreras Vergel
05 / 04 / 2021
Cine

Lawrence de Arabia

Lawrence de Arabia
0

Una de las películas más destacadas de la filmografía universal, con una belleza audiovisual inconfundible, llega a la pantalla de Señal Colombia: Lawrence de Arabia, del director David Lean con el legendario actor Peter O'Toole como protagonista.

La película cuenta la historia de T. E. Lawrence, un soldado británico que existió en la vida real y que se ha convertido en una figura casi mítica que muchos encuentran fascinante.

Además de tener un parecido físico impresionante, la interpretación de Peter O'Toole es, sin duda, el rol más icónico de su carrera.

Además, junto a O'Toole, el reparto está compuesto por excelentes actores como Omar Sharif, Anthony Quinn, Alec Guinnes, José Ferrer y Anthony Quayle, entre otros.

Lawrence de Arabia fue un éxito rotundo cuando se estrenó en 1962 y ganó múltiples galardones, incluyendo 7 premios Óscar: mejor película, director, banda sonora, fotografía, dirección de arte, montaje y sonido.

Su banda sonora, compuesta por el francés Maurice Jarre, es una de las más icónicas de la historia del cine y es probable que muchas personas reconozcan la melodía incluso sin haber visto la película.

Según el American Film Institute (AFI), Lawrence de Arabia es la mejor película del género épico y ocupa el séptimo lugar en su lista de las 100 mejores cintas de la historia.

Lawrence de Arabia

Un biopic memorable

La muerte prematura de T. E. Lawrence en un accidente de motocicleta a los 46 años de edad es lo primero que muestra la película. Acto seguido, en su funeral, varios asistentes expresan su opinión sobre Lawrence a un reportero. Desde ese momento, sabemos que el protagonista de esta historia será un personaje polémico pero memorable.

A continuación, el filme da un salto al pasado, a 1916, cuando Lawrence fungía como teniente apostado en El Cairo (Egipto). Conocido por su extraordinaria inteligencia, pero también por su personalidad rebelde e insubordinada, Lawrence es enviado al desierto en una misión diplomática para contactar al príncipe Faysal, un líder del pueblo Beduino que está en conflicto con el Imperio Otomano.

Lawrence se une a la lucha de los beduinos y comienza a ganarse su confianza. Pese a tener menos capacidad militar y menos tecnología que los otomanos, ejecutan ataques exitosos utilizando tácticas de guerra de guerrillas propuestas por Lawrence como emboscadas, destrucción de puentes y de vías férreas.

Lawrence se enamora de la cultura y el territorio. Su carisma y liderazgo serán fundamentales para el éxito de la rebelión árabe, al punto de recibir el apodo de "Lawrence de Arabia".

Lawrence de Arabia

El mito del salvador blanco

La figura de T. E. Lawrence como un héroe mesiánico es sin duda perpetuada por la película que en algunas escenas lo presenta como casi un dios de ojos azules y cabellera dorada que combinan a la perfección con los colores del cielo y las dunas del desierto.

Pero en décadas recientes, esa figura ha sido cuestionada por historiadores y expertos que consideran que el mito de Lawrence de Arabia es en gran parte eso, un mito. Él mismo describió muchas de sus hazañas en su libro Los siete pilares de la sabiduría, considerado un notable trabajo literario, pero no un documento histórico fiel a la realidad.

Además de sospechar que su libro está lleno de exageraciones, muchos académicos también han indicado que la narrativa heroica de Lawrence le convenía al Imperio Británico que, en tiempos de la Primera Guerra Mundial, habría utilizado la rebelión árabe como excusa para tomar control de gran parte del Medio Oriente.

Lawrence de Arabia

Pero más allá de las imprecisiones históricas, la película también ha sido criticada por originar una narrativa que se volvió muy popular en Hollywood: el "salvador blanco". O sea, la historia de un héroe europeo o norteamericano que se vuelve amigo, líder y salvador de una población oprimida y "exótica".

Esta narrativa ha sido replicada con gran éxito taquillero en películas como Danza con lobos (1990), El último Samurai (2003) y Avatar (2009), entre otras.

Entonces, además de ser considerado por muchos como propaganda colonialista del Imperio Británico en la Primera Guerra Mundial, el mito de Lawrence de Arabia es objeto de debate incluso en la esfera de la ficción.

Sin embargo, la relevancia de Lawrence de Arabia como obra cinematográfica es incuestionable. Su rodaje en Jordania produjo algunas de las imágenes más preciosas y memorables del cine, además del uso de técnicas visuales innovadoras para la época, como la famosa escena que introduce el personaje de Ali como un espejismo en el desierto.

Lawrence de Arabia