Alberto Fernández Mindiola, el padre del canto vallenato


David Jáuregui Sarmiento
12 / 10 / 2021
Documental

Alberto Fernández Mindiola - Padre del canto Vallenato

Alberto Fernández Mindiola, padre del vallenato
0

Alberto Fernández Mindiola - Padre del canto vallenato es un documental sobre la vida y obra de uno de los más grandes intérpretes del folclor colombiano. 

Dirigido por Daniel Mora y realizado por Éder Nicolás Araujo, el documental es un homenaje del cantante, quien a sus 95 años es considerado como el padre del canto vallenato en guitarra

Con Alberto Fernández Mindiola - Padre del canto Vallenato, el público podrá conocer de cerca la historia del artista, sus orígenes y anécdotas de boca del maestro Mindiola, quien narra junto a sus familiares, amigos y conocidos los pormenores de la vida artística y familiar del maestro, sin duda un valuarte para la cultura y la música colombiana.

Hablar de Alberto Fernández Mindiola es hablar de una de las voces que ha llevado el vallenato a su más alta expresión. Es la figura que inmortalizó y dio a conocer al mundo las canciones del maestro Rafael Escalona, y ha grabado más de 100 LP de 12 canciones. 

Su legado musical sigue siendo un éxito en todo el continente y hoy es una figura inmortal de la música vallenata.

Nacido el jueves 7 de abril de 1927, en Atánquez, un pequeño municipio del departamento del Cesar, el maestro Fernández Mindiola es hijo del joyero Luis Fernández y Beatriz Mindiola, de quien se dice el maestro heredó la voz, y quien lo inició en el canto.

Su amistad con el maestro Rafael Escalona es legendaria, pues del encuentro entre estos dos artistas se forjaron algunas de las bases más sólidas del sentir vallenato.

Fernández Mindiola y Escalona se encontraron en las aulas del Colegio Nacional Loperena en 1943, donde cada uno expuso sus virtudes para el canto y la composición, y desde aquel momento surgió un junte que llevó los nombres de los dos a los más altos reconocimientos de la música colombiana.

Aunque venían de pueblos diferentes, Atánquez y Patillal eran municipios cercanos, lo que significó un impulso del destino para que el vallenato se hiciera camino hacia más allá de las fronteras del país, pues en 1966 Fernández tomó rumbo a Argentina a promocionar la música vallenata, y fue el primer cantante auténtico vallenato que difundió personalmente esta música en otro país.

"Él me confió sus primeras obras para que las cantara y las diera a conocer inicialmente en el ámbito regional, después a nivel nacional e internacional, tal como sucedió. Desde entonces pasaron una a una por mi garganta todas sus canciones, hecho que siempre agradecí por la confianza que me brindó", aseguró Fernández Mindiola a la Fundación Festival de la Leyenda Vallenata.

Clásicos del compositor Rafael Escalona, como La casa en el aire, La patillalera, El testamento o La maye, entre otras, o canciones que quedarán en la historia de este género colombiano como Nido de amor hacen parte de un legado intangible que dejaron los artistas para el país.

Su primer disco titulado Cantos Vallenatos de Escalona, es conocido como una joya antológica, así como Más Cantos de Escalona, realizado en la colaboración del legendario juglar vallenato Colacho Mendoza, entre muchas otras de las más de 85 producciones colombianas y extranjeras en las que participó el maestro Fernández.

Alberto Fernández Mindiola y Rafael escalona retrato documental padre vallenatoRetrato de Alberto Fernández y Rafael Escalona.

Fernández Mindiola también está enmarcado en la historia de la música y el folclor nacional al interpretar grandes éxitos carnavaleros como Te olvidé, canción que es icónica por convertirse en el himno del Carnaval de Barranquilla.

Grabada en 1954, la primera versión de Te olvidé, de Antonio María Peñalosa, en voz de Fernández aún hoy sigue siendo el himno del Carnaval de Barranquilla. Tal era su popularidad que no sólo catapultó el trabajo de Peñalosa, sino que en los años 60 Alberto Fernández interpretó, durante más de cinco años seguidos, todos los éxitos del festival barranquillero.

En 1950 se estableció en Bogotá, donde hizo parte de la agrupación Bovea y sus Vallenatos, con quienes se dio en el trabajo de difundir con su voz el vallenato por toda la costa atlántica, y luego en el interior del país los cantos de Rafael Escalona y otros autores del folclor vallenato.

Alberto Fernández Mindiola retrato documental padre vallenato