El fin de la memoria: ¿cómo preservarla?


Señal Colombia
18 / 10 / 2017
El fin de la memoria: ¿cómo preservarla?
0

¿Estamos haciendo bien la tarea en el mundo digital? Por eso este mismo Señal colombia presenta un documental que nos enfrenta a 'El fin de la memoria' que los actuales dispositivos que utilizamos para almacenar datos, enfrentando su vida útil contra la necesidad de guardar memoria por milenios, y los esfuerzos científicos para evitar perder la historia que hemos almacenado hasta hoy junto con las grandes cantidades de información que se producen por hora.

¿Realmente obsoletos?

Con el paso de las décadas hemos ido cambiando unas tecnologías por otras, y aquellas análogas han quedado etiquetadas como inútiles, ¿lo son? En los últimos años una de las tecnologías más “obsoletas” hizo su gran regreso: el vinilo. Primero lo reemplazamos por el casete y después por el CD, formatos que ofrecieron portabilidad; después vino el reproductor de mp3 y seguido del streaming, así que hoy es más fácil guardar música en un iPod o pagar por un servicio que suene música en el celular sin tener que manipular archivos o cargar un aparato más.

A pesar de toda esta tecnología, el vinilo regresa fuertemente reactivando las ventas de los artistas, el comercio de discos, y el gusto por buscar un álbum coleccionable, abrirlo, revisar el booklet, y ponerlo a sonar en un tornamesa.

Antiguo tornamesa funcional, propiedad de Señal Memoria.

 

En Señal Memoria saben que así como la tornamesa se puede usar hoy en cualquier casa, en su espacio físico se puede dar uso a viejas tecnologías para leer, digitalizar y preservar los contenidos que se encuentran almacenados en diferentes cintas y soportes que se inventaron y entraron en desuso en las últimas décadas.

Por ejemplo, esta gran máquina Sony BVH-3100 que ya nadie opera por obvias razones, será restaurada en Señal Memoria junto con otra igual. Ambas nacieron a mediados de los 70’s para grabar video en cintas de 1 pulgada, e incluso contaban con pequeños controles para hacer ajustes análogos de luz y color. ¿El objetivo de restaurarlas? Sencillo: tener en dónde dar uso a las cintas de 1” que se encuentran almacenadas.

Una de estas gigantonas totalmente funcional -y obviamente usada- puede costar hasta $9.000 USD, precio actual. Así como esta máquina, hay algunas de VHS, betacam, casete y otros tipos de almacenamiento que están siendo restauradas.

Grabadora de video en cinta de 1", Sony BVH-3100, 1976.

 

¿Cuánto duran los soportes de almacenamiento?

Para saber, es mejor que veas el documental 'El fin de la memoria'. Pero te podemos adelantar que todos los soportes tanto antiguos como actuales tienen una fecha de vencimiento. Si coleccionas música en un disco duro externo, con suerte este dispositivo podrá sobrevivir con la información intacta unos 6 años, si el uso es adecuado; por otro lado, si diste el salto retro al análogo vinilo, este puede conservar la música allí grabada por unos 50 años si ha estado bien almacenado.

En la era digital tenemos nuestra confianza totalmente puesta en los formatos de almacenamiento digital, lo cual es una mala movida para una época en la que prácticamente todo tiene su obsolescencia programada.

Actualmente, Señal Memoria tiene en su archivo cintas de 1” y 2”, cintas DV y Mini DV, VHS, betacams, casetes, vinilos, y hasta fotografías en negativos y positivos. Todos estos formatos pueden durar entre 50 y 100 años, pero el reto ahora es terminar de limpiar, digitalizar, catalogar y almacenar todo el material que haya logrado sobrevivir al paso del tiempo.

 

¿Cómo desempolvar los viejitos?

La idea al limpiar es, por supuesto, no terminar de perjudicar el material que ya ha aguantado años almacenado en condiciones no necesariamente óptimas, así estos no sean los mejores para la tarea. Por ejemplo, en Señal Memoria hay cientos de VHS porque aunque no es un soporte profesional para almacenar, curiosamente muchas de las matrices de emisión de muchos programas fueron almacenados en estas cintas y no hay copia en otro soporte, por eso la importancia de rescatarlos.

Esta tira de casetes en la foto ya habían sido limpiados con alcohol isopropílico en una concentración inofensiva para la cinta, las viejas etiquetas fueron removidas y ya están estrenando una nueva con información más completa.

 

Otros son más sencillos de limpiar, como los vinilos, que cuentan con una máquina limpiadora en la que tan solo es necesario poner el vinilo a girar y una escobilla hará la tarea de limpiar los diminutos surcos que le dan ese sonido que todo coleccionista ama.

Si alguna vez te has preguntado cómo funciona este formato de audio, échale un vistazo a este video en el cual un científico se puso en la tarea de grabar cómo se reproduce un vinilo con ayuda de un microscopio.

 

 

¿Cómo se reproducen los vinilos? Mirada desde el microscopio.
(Clic en la tuerca para explorar la opción de subtítulos en español)

 

Y si todo el material es tan delicado, ¿cómo se almacena?

En casa es normal guardar CDs, VHS viejos y todo lo demás básicamente en donde más convenga, en un mueble, donde estén “a salvo”; pero cada formato tiene unos requerimientos de almacenamiento que ayudan a que pueda durar mucho más tiempo. Lo que tal vez no sabes es que las cintas son un caso especial porque los cambios de temperatura y el exceso de luz pueden crear errores en ella y ocasionar pérdida de la información, o sea, la tragedia.

Lo que más emociona del nuevo espacio físico de Señal Memoria, además de sus contenidos, es la nueva serie de bóvedas especialmente diseñadas para guardar el material. Por eso, en el área hay termostatos que regulan los grados centígrados y la humedad dentro de estas para que, por ejemplo, soportes como las cintas de 1” y los betacam se mantengan a unos cómodos 14ºC y una humedad relativa de 42hr.

En cambio los vinilos son un poco menos exigentes, pueden estar a salvo a unos 12ºC y una humedad relativa que no supere los 45, evitando la luz y el calor de la luz. ¡Tranquilo! El vinilo es de los formatos más resistentes, y desde que los discos estén guardados en un mueble que pueda mantenerlos frescos y en lo oscurito, es suficiente.

Cinta de 1", archivo de Señal Memoria.

 

¿Cómo revisar todo ese material?

Para que todo es conserve es importante minimizar la manipulación, así que todo pasa por la estación de digitalización antes de entrar a las bóvedas. En esta torre hay equipos para digitalizar casete, vinilo, mini-disc, cintas, y más. Al hacer el montaje inicia la digitalización y al tiempo se va haciendo una limpieza; todo pasa por unas interfaces conectadas a través de fibra óptica para que el contenido llegue al computador. Allí se mejora el audio en el programa Cubase, y a su vez se va actualizando la ficha del material en la cual queda toda la información sobre el proceso de digitalización, especificaciones, y posibles problemas que tenga este.

Estación de digitalización en Señal Memoria

 

Y entonces, ¿cómo preservar información entre tantos formatos tan delicados?

En Señal Memoria tienen un método que permite preservar la información por mucho tiempo con lo que actualmente existe, y esa magia está en las cintas LTO, las cuales son un formato casi híbrido bastante curioso: por fuera parecen casetes, adentro almacenan la información en una cinta magnética al mejor estilo análogo, pero su lectura es digital. Lo mejor de dos mundos.

Cinta LTO Ultrium 6, marca Sony.

 

Cada disco de este tipo en Señal Memoria es un LTO Ultrium versión 6 con capacidad de 6.5 Teras que almacenan contenido en video, audio o datos, dando la ventaja de permitir el grabado en línea para grandes volúmenes de información y a su vez ofrecen la resistencia a golpes que ofrecían las cintas en la era análoga.

Incluso así, este formato está diseñado para respaldar información, su lectura no se hace en cualquier computador como es el caso de un simple disco duro. Los LTOs con información de respaldo de otros soportes son cuidadosamente almacenados en las bóvedas de Señal Memoria, pero antes de reposar allí asegurando la información por unos 30 años, primero deben pasar por el Spectra Logic T-Finity Tape Library, un robot diseñado para manejar archivos y respaldos a gran escala en cintas LTO. En cada carga recibe un mínimo de 10 LTOs, y puede recibir varias gracias a que cada slot dentro del robot tiene esa capacidad. Al ingresar los LTOs, el robot los ubica en casillas para su lectura, y va subiendo un respaldo de la información de cada disco en servidores, de esta manera es más fácil acceder a la información de las cintas fuera de ellas, sin tener que manipularlas.

Si te da curiosidad y quieres saber más sobre este aparato, en este video de la marca se resume muy bien su funcionamiento; y si ya necesitas un sistema así de eficiente para respaldar tantas selfies, esta machera de robot se puede adquirir por $800.000 a $1 millón de dólares.

 

 

 

Todo tiene una vida útil, ¿cómo almacenar nuestra información eternamente?

Actualmente existen varios equipos científicos matándose por encontrar el método más efectivo, accesible y duradero, ese que pueda preservar nuestra memoria por los cientos de siglos que vendrán. Ahora cuéntanos, ¿has guardado fotos, videos, música o datos como tesoros y has perdido la información?