Razones para volver a ver "Romeo y Buseta"


David Jáuregui Sarmiento
06 / 11 / 2020
Serie

Romeo y Buseta

Luis Eduardo Arango
0

La serie Romeo y buseta es uno de los emblemas de la época dorada de nuestra televisión, un retrato de la idiosincrasia colombiana hecho con los mejores talentos de la televisión de nuestro país.

La familia Tuta, protagonista de la historia, tiene la capacidad para conquistar el corazón de las nuevas generaciones porque representa la vida de barrio, la diversidad de nuestra población y la posibilidad de la prosperidad.

Te invitamos a reencontrarte con la nostalgia y volver a ver esta joya de la televisión colombiana en la pantalla de Señal Colombia y en la plataforma RTVCPlay.

A continuación, te damos cinco razones para repetir esta serie clásica que revive la Bogotá del pasado.

1. Es una máquina del tiempo

Ver Romeo y buseta es más que una remembranza del pasado. El estilo de vida bogotano de los años 80, el aspecto de los barrio y del transporte público, así como de las costumbres y las miradas de las diferentes regiones en la capital del país lo hacen un documento audiovisual que a la vez que sirve para encontrarse con el pasado hace reír a carcajadas.

El barrio San Marcos, ubicado al occidente de Bogotá, fue la locación principal de la serie. El barrio se convierte en una representación de nuestra sociedad y escenario un ícono del paisaje urbano colombiano, la buseta.

Las busetas se han convertido en íconos del arte pop, y lo que antes fueron simples tablas donde se veía la ruta del bus hoy en día son, incluso, objetos de colección.

2. Fuente de sabiduría popular

La experiencia y el conocimiento popular en Bogotá, producto de fuentes de diversas regiones del país (como la antioqueña o la boyacense) son otro imperdible de Romeo y Buseta.

Frases como "si quiere riqueza y fama que no lo coja en la cama", "el que trabaja no come paja" y "ojos que te vieron no te volverán a ver", enunciadas por Trino Epaminondas Tuta, el patriarca de los Tuta, son algunas de esas expresiones populares que solamente se escuchan en la televisión de la época doradas colombiana.

3. Actores de lujo

protagonistas de la serie de televisión Romeo y buseta

El elenco de Romeo y Buseta es inigualable.

Es el caso del protagonista, William Guillermo, interpretado por Luis Eduardo Arango, quien encarnó un paisa dicharachero, hincha del Atlético Nacional y que se ganaba la vida manejando busetas.

Otro destacado artista de la serie fue el intérprete de carranga, Jorge Velosa, quien interpretó a don Trino Epaminondas Tuta, un empresario del transporte público, boyacense de pura cepa y propietario de TransTuta Ltda.

Vicky Hernández, leyenda de la actuación colombiana, interpretó a Amparo Berrío de Tuta, la esposa paisa. Cristina Penagos hizo el papel de Sonia Rocío "la nena" Tuta, con su un bigote y un peinado alternativo. Mientras que Víctor Hugo Cabrera le dio vida a Peter Alexander, el hijo vago de los Tuta.

4. La diversidad colombiana

tres personas sentadas bajo el sol en Romeo y buseta

La diversidad de la población colombiana se ve reflejada en las principales ciudades, otro punto infaltable de esta serie.

La ciudad es el lugar de encuentro del país consigo mismo, o al menos del país que había en Colombia durante la década del 80.

Gente de todo tipo y de toda procedencia hacen parte del universo de los Tuta en el barrio San Marcos, que no era más que un retrato de cómo eran los habitantes de las principales ciudades del país.

Desde el altiplano cundiboyacense, hasta las montañas antioqueñas y las callejuelas más escondidas de Bogotá se forma un retrato de las ciudades multiculturales que resultaron luego de los procesos de desplazamiento de los campos y las periferias para asentarse en las urbes.

5. El legado de Pepe Sánchez

pepe sanchez, director de televisión

Pepe Sánchez, leyenda de la televisión colombiana, fue el creador y director de Romeo y Buseta.

Fue él quien abogó por grabar en exteriores donde se pudiera apreciar la geografía y la fauna capitalina para hacer un mejor producto.

Ganador de dos Premios de Periodismo Simón Bolívar, 7 India Catalina, 3 TV y Novelas, entre otros galardones, Sánchez nos dejó una historia plagada de bogotanidad que hoy en día impacta en la pantalla.