Charlot, el conde

Charlot es aprendiz de sastre, pero lo realiza todo mal, toma las medidas de los labios, de las uñas, de los dedos. El sastre, lo manda a planchar, pero su descuido hace que la plancha queme toda la ropa. En uno de los trajes aparece una invitación a una fiesta de alta sociedad, dirigida a un conde, que no puede asistir. El sastre se aprovecha y pretende pasarse por el conde. Charlot, que estaba en la casa de la fiesta por su idilio con la cocinera, se adelanta a su patrón y se hace él pasar por el conde, y al sastre por su secretario.

Páginas

Aventuras con los Kratt

Los hermanos Chris y Martin Kratt se convierten en versiones animadas de ellos mismos y la aventura comienza. Ellos empr ...

Asquerosamente rico

¿Qué tal si te comes unas arañas peludas?, no te asustes, esta es la nueva y divertida forma en que el chef Giovanni, ...

Más adelante