Recorramos juntos 'El mundo salvaje'


Sebastián Acosta Alzate
27 / 08 / 2019
Imagen: Mundo Salvaje
Mundo Salvaje
0

Viajando de un extremo a otro del planeta, cada continente tiene un espacio natural donde numerosas especies cohabitan y cuentan historias de su vida diaria. Ya sea defendiéndose de los depredadores, o luchando en las temporadas de sequía para resistir los ciclos de la naturaleza.

Dada la volatilidad de circunstancias a las que se enfrentan especies de todo tipo, quisimos compilar algunos detalles que podrás ver en los 13 capítulos de 'El mundo salvaje'. Así que prográmate con los siguientes capítulos.

Amazonas

Este lugar tiene como protagonistas a la anaconda, el oso perezoso, el caimán de sangre fría, la tarántula y el delfín del río Amazonas.

De todos ellos se hace un recorrido inmersivo, sus comportamientos y hábitos alimenticios, en un ambiente donde cualquier especie puede ser presa o ser un exitoso cazador utilizando tácticas de camuflaje.

Gran sabana africana

El basto continente africano posee una sabana habitada por múltiples animales, sus llanuras impactan al ver la sombra que proyectan los árboles que resisten un sol caluroso y protegen especies como leones, elefantes, ñus, guepardos y jirafas.

Entre los animales más llamativos que habitan este lugar y viven en amenaza constante, son los ñus, pues son la especie más abundante como presa en la sabana. Sin embargo, no son tan fáciles de capturar, ya que pueden alcanzar velocidades de hasta 80 km por hora, mientras un guepardo alcanza 90.

Barrera de Coral

Tortuga Mundo Salvaje

En Colombia, nuestra principal barrera de coral se encuentra en San Andrés y Providencia. No obstante, en este documental podrás encontrar la importancia de la barrera de coral australiana, sumergiéndote a las profundas aguas del continente de la Oceanía.

Allí podrás ver el poder veneno del pulpo de anillos azules, el esfuerzo de la tortuga verde por aparearse con varios machos y nadar hasta la superficie para enterrar sus huevos, hijos que jamás volverá a ver en la inmensidad del mar.

También podrás ver historias de la vaca marina, conocida como dugongo, una especie que se encuentra protegida por la ley, debido a sus crecientes niveles de caza. Así mismo, verás una de las especies más antiguas del océano: la medusa, que a pesar de ser invertebrada, su dieta es carnívora.

Finalmente, en este capítulo podrás ver la historia del tiburón de punta blanca, el cual se caracteriza por tener un tamaño pequeño, de máximo metro y medio, quienes andan en constante caza de pulpos y crustáceos.

Ártico

Aquí, al norte del globo terráqueo, el mundo polar está conformado por numerosas capas de hielo y el frío domina el ambiente, donde solo algunas especies como morsas, osos polares, orcas, alces y lobos pueden sobrevivir a agrestes condiciones.

Debido a las condiciones, la mejor forma de sobrevivir es el movimiento y las migraciones, pues depredadores como el oso polar, aprovechan los viajes constantes de las focas que nadan kilómetros y reposan en los causes del agua. Lugar ideal para alimentarse.

La pradera norteamericana

Las bastas praderas del centro de Norteamérica, son las protagonistas en este capítulo lleno de naturaleza, que a simple vista aparenta ser un lugar tranquilo, pero no lo es. En medio de arbustos y hierbas, existen climas de extremo calor y frío.

En esta zona del planeta, se destacan animales como el bisonte, los zorros rojos, los caballos salvajes, las águilas calvas y los berrendos.

Entre las historias de cada uno de estos animales, el bisonte presenta singular preocupación, pues a finales del siglo XIX estaba apunto de extinguirse por la fuerte demanda de su piel y carne. En la actualidad, se encuentra fuera de peligro.

Mar abierto

La presión del agua y las fuertes corrientes que se viven en el mar abierto determinan la vida de quienes habitan las profundidades del agua. Entre los que se destacan en este capítulo está la manta raya, las ballenas jorobadas, barracudas, delfines y tiburones ballena.

Aquí podrás sorprenderte con cardúmenes de peces y mantarrayas que viajan en grupo gracias a sus poderosas aletas. Es importante recordar que el 71 por ciento del globo terráqueo está ocupado por agua oceánica.

Junglas de Asia

No solo América, África u Oceanía son referentes en materia de biodiversidad. El continente asiático también tiene sus junglas, teniendo como principales protagonistas en este capítulo a elefantes, murciélagos de fruta, arañas de portia, búfalos de agua y la serpiente pitón.

A diferencia de los territorios anteriores, varios de estos animales han sido objeto de veneración humana, catalogándolos como dioses. Tal es el caso de los elefantes, íconos del hinduismo. Así mismo, es importante destacar que pocos lugares en el mundo, como la jungla asiática se dan el lujo de tener elefantes, pues cada integrante del rebaño consume más de 150 kilos diarios de hierbas.

Los humedales

Son el vínculo vital entre la tierra y el agua. En ellos se destacan aves, tortugas, ranas, cocodrilos y la vida de los cangrejos violinistas de Norteamérica.

De todos ellos, aprenderás la importancia de la existencia de los animales anfibios, pues los periodos de inundación generan migraciones y visitantes ocasionales, especialmente aves, quienes se nutren de la transformación constante de la superficie, gracias al desarrollo del fitoplancton.

Desiertos

Si bien son hostiles para la vida, no carecen de ella. Por el contrario, para los animales que viven aquí, el desierto significa llevar la vida al límite, no solo por la escasez de agua, sino por los niveles de calor que puede llegar a acumular el suelo.

Entre los animales destacados de este capítulo están los escorpiones, serpientes cascabel, camellos, lagartos y arañas rueda dorada. Quienes solo pueden descansar y cazar en la frescura de la noche.

Amos del aire

Pocos animales evolucionaron para conquistar las alturas del planeta Tierra. Este capítulo se concentra en especies como pelícanos, águilas, lechuzas, buitres y colibríes.

No solo se evidencia la importancia del aire, sino del agua, pues los animales mencionados se guían con ella y los rayos del sol, los cuales generan unos espejos de agua que ayudan a migrar miles de kilómetros y devolverse.

Aguas dulces

Del 70 por ciento de agua que cubre nuestro planeta, solo el 3 por ciento es agua dulce, ya sea cuando cae del cielo como lluvia, viaja por los ríos, se convierte en hielo o viaja hasta los océanos para mezclarse con el agua salada.

En este capítulo especial, más que hablar sobre la importancia de los animales, se relata el tipo de ecosistemas que son capaces de crear los afluentes de agua. Eso sí, sin dejar de lado la importancia de animales como garzas, libélulas, ornitorrincos, hipopótamos y cocodrilos de agua dulce.

Montañas de Estados Unidos

Formadas gracias a la actividad volcánica y al choque de placas tectónicas, las montañas de Estados Unidos son paisajes diversos en su biología y poco habitados por el hombre. Aquí todo depende de las altitudes y las variaciones climáticas. Lo cual también afecta la vida de los animales.

Entre los destacados en este capítulo, están los osos, marmotas y pumas, quienes están dedicados a cazar y proteger su territorio, siguiendo una dieta diaria de peces de agua dulce que saltan de las cascadas.

Madagascar

La isla de Madagascar tiene una extención de 600 mil kilómetros cuadrados, donde podemos encontrar selvas tropicales, bosques secos, áreas montañosas y áridos desiertos. De acuerdo con el documental, es conocido como el octavo continente.

Se separó de la península de la India, hace más de 88 millones de años, teniendo un espacio aislado y único de diversidad en fauna y flora.

Entre los animales destacados en este capítulo, están los lemures, el pez de fango, los camaleones y las mangostas.