El efecto de la pandemia en nuestros hábitos de lectura


Sebastián Cortés
11 / 02 / 2021
Serie

Literatu-ver

Libros
0

La pandemia cambió los hábitos de lectura en los colombianos. Además, logró una articulación con entidades territoriales para que muchas librerías empezaran a fortalecer sus ventas en línea y a apostarle a los libros electrónicos.

El 2020 fue uno de los años más desafiantes para la industria de los libros en el mundo. No obstante, se convirtió en el punto de partida para que, en el caso colombiano, se le abriera la puerta a nuevas formas de leer, nuevas formas de adquirir y a la exploración de temas que antes no se vendieron igual.

Tanto así que el sector experimentó en los primeros meses una caída abismal en sus ventas. Sin embargo, la recuperación se dio cuando la mayoría de librerías y editoriales se dieron cuenta que los canales virtuales –que antes no tenían – eran indispensables para fortalecer su cadena de ventas.

Impacto y recuperación

Enrique González Villa, presidente ejecutivo de la Cámara Colombiana del Libro, dijo que gracias a una alianza con el Ministerio de Cultura e Idartes, se le dio página de comercio electrónico a la mayoría de librerías en el país que no tenían. Igualmente, se apoyó a las editoriales independientes para que tuvieran mejor tecnología.

"La pandemia causó un cierre que perjudicó la venta de libros. Tuvimos unos meses desastrosos al comienzo, pero en el segundo semestre fue creciendo la venta y por ende, creemos que creció la lectura. También la virtualidad y el estudio desde casa nos ayudaron a mantenernos", indicó.

González aseguró que la cifra de venta de libros el año pasado pudo haber bajado un 20% en el sector. Eso, según él, se debe en gran parte a la imposibilidad de hacer las ferias presenciales en el país. Por su parte, Alba Arias, directora comercial de la Librería Lerner, dijo que aquí es donde ya se percibe un cambio que podría convertirse en un nuevo hábito: los canales de compra. Según expresó, por ahora y mientras haya restricciones a las librerías físicas, este deja de ser el principal canal para la adquisición de los mismos y buen porcentaje de la compra se vuelca sobre los canales digitales.

"En el caso de Lerner, la venta virtual se incrementó en cerca del 800%. Lo que sí es claro es que a medida que se aflojan las restricciones al comercio al detal, el monto de la venta se va redistribuyendo entre las físicas y las virtuales", afirmó.

Las ventas

Con este panorama, el 2021 se presenta como un tiempo de renacimiento. Y es que con la ilusión por la llegada de la vacuna y las aperturas comerciales progresivas, se tomó la decisión de hacer la Feria del Libro de Bogotá: será del 9 al 23 de agosto. También habrá otras ferias presenciales en algunas ciudades del país.

Por su parte, Misael Blanco Fuentes, gerente general del Círculo de Lectores, aseguró que los canales virtuales han atenuado en gran medida el impacto generado por el cierre intermitente de las tiendas físicas y se han convertido en un espacio de contacto de nuevos públicos que han mostrado interés.

En cuanto a las ventas que generaron a finales del 2020, el directivo aseveró que "diciembre fue un muy buen mes para la comercialización de libros, de los mejores en la historia, sin embargo, hay otros segmentos que están atravesando un momento muy difícil".

En este sentido, la directiva de la Lerner, dijo que una de las temáticas que durante este tiempo ha tenido más ventas ha sido la de "superación personal". También, recalcó la subida que tuvieron los libros sobre ajedrez en sus tiendas.

"Ir a una librería es una práctica a la que se le dedica tiempo y que por lo general se hace en compañía, pues incita a la conversación y al comentario en la medida en que hay un reencuentro con lo leído, se descubre lo no leído o se topa con lo recomendado", dijo Arias.

¿Y el mercado electrónico de libros?

Según el presidente de la Cámara Colombiana del Libro, esta pandemia dejó una industria fortalecida en cuanto a infraestructura tecnológica. Aseguró que la alianza con varias entidades logró el patrocinio de páginas para compra en línea de la mayoría de librerías en Bogotá y muchas del país están en ese proceso.

Dijo que si bien la Feria del Libro 2021 será una oportunidad de oro para la recuperación, la virtualidad hará que exista un mercado de libros híbrido muy fuerte. La gente podrá comprar más y mejores productos, físicos o electrónicos por internet.

Respecto al mercado del libro electrónico, González dijo que las ventas de libros digitales aumentaron en Colombia. "Aunque la lectura en libros digitales es baja, ese indicador creció un poco. Antes estábamos en un 3% de estas ventas y ahora debemos estar en un 5%, lo cual es bueno".

Los indicadores en el Círculo de Lectores también muestran un incremento en este ítem. En su caso, la compra de productos digitales de lectura creció un 45% en relación al 2019. "Sin embargo, todavía sigue siendo una cifra pequeña al compararlo con el libro impreso que ha recuperado su espacio y continúa creciendo de manera importante".