Estos son los equipos que portan las patrullas médicas en Colombia


David Jáuregui Sarmiento
24 / 05 / 2018
Patrulla médica en brigada de atención
Patrulla médica en brigada de atención
0

Para hacer parte de la Patrulla Médica hace falta más que ser médico, porque el conocimiento, aunque es de vital importancia, no lo es todo. Conoce todo lo que debe llevar un voluntario a las zonas en donde trabaja la Patrulla Médica que brinda atención a personas en lugares apartados del país.

La travesía de médicos voluntarios para ayudar a poblaciones vulnerables del país hace parte de lo que los espectadores de Señal Colombia podrán conocer de la mano de Patrulla Médica, una producción que sigue paso a paso la labor de los voluntarios de la Patrulla Aérea Civil Colombiana (PAC). En cada salida, la PAC ofrece atención médica y médico-quirúrgica a pacientes que en su mayoría viven en zonas inhóspitas y de difícil acceso con el fin de contribuir en el mejoramiento de la calidad de vida de miles de colombianos.

En su labor la PAC realiza en promedio una brigada médica o una médico-quirúrgica por mes, y cada una de ellas tiene duración de tres días que incluye una semana previa de preparación. Su labor es impresionante: en cada brigada los voluntarios pueden llegar a hacer cerca de 1.500 consultas y 150 procedimientos quirúrgicos, lo que significa que al año atienden unas 18.000 personas y realizan 1.800 cirugías. Esta labor beneficia a las personas en condiciones de vulnerabilidad evitándoles gastos significativos como el del acceso a especialistas médicos o procedimientos quirúrgicos en los que además tendrían que destinar recursos propios para transporte, alojamiento y alimentación en ciudades donde haya los equipos y especialistas necesarios; además de medicamentos, exámenes, copagos de consultas, entre otros rubros que normalmente impedirían un verdadero acceso a la salud.

Voluntarios llegando a una zona del país de difícil acceso como Riosucio (Chocó), o Mocoa (Putumayo)

 

Pero, ¿qué equipos y elementos necesarios requieren llevar los voluntarios para hacer su labor?

“Para hacer las brigadas nosotros llevamos un hospital móvil de segundo nivel; es decir, que llevamos a las brigadas unas dos toneladas de carga en promedio, que incluyen equipos médicos, insumos y medicamentos. Eso quiere decir que nosotros llevamos desde la máquina de anestesia, los monitores (pantallas) que se usan en los procedimientos, los microscopios con los que operan en oftalmología, todo el instrumental quirúrgico; insumos para hacer suturas, anestésicos, gasas, uniformes quirúrgicos, elementos de esterilización, por ejemplo y, además, para las consultas llevamos todos los equipos necesarios para optometría, las herramientas para pesar y medir a los niños, y los medicamentos que entregamos a los pacientes. Esto, porque no solo los pasamos por consulta, sino que también les proveemos lo que necesiten”, explicó Pamela Estrada, gerente de la PAC.

De la misma forma, agregó Estrada, con el hospital móvil también llevan las unidades de odontología y todas las demás necesarias para la atención de las personas en vulnerabilidad. Además, para cada caso, dependiendo de si la brigada es médica o quirúrgica aumenta o disminuye el número de voluntarios que se unen a las travesías médicas: pueden llegar a transportarse entre 45 y 50 personas en total entre voluntarios, el equipo de la Patrulla Aérea, el equipo de comunicaciones, entre otros miembros clave las brigadas. Este número, además, no tiene en cuenta a los pilotos, que pueden sumar hasta 17 pilotos dependiendo de los aviones que utilicen.

Atención de la Patrulla aérea en acción.

Según Estrada, el número de personas que llegan a un lugar depende de las condiciones del lugar al que van a asistir, pues algunas aeronaves solamente pueden llevar hasta 3 pasajeros, mientras que otras, que cuentan con más capacidad, pueden llevar hasta 8 personas. El número de personas con las que cuente una brigada dependerá, en todo caso, de la capacidad de la pista y el tamaño de los aviones que estén disponibles para cada brigada.

Puede parecer exagerado movilizar dos toneladas de equipos para tres días de trabajo, pero como se puede ver en Patrulla médica, ese esfuerzo tiene que hacerse porque, aunque para algunos sea ajeno, en algunas regiones del país el panorama es desolador. Existen lugares del territorio, como los que visita la PAC (ver artículo de Señal Colombia sobre estos lugares), donde los hospitales son estaciones de cuidados precarias más que verdaderas unidades médicas preparadas para emergencias o la atención de todo tipo de enfermedades, y las mismas condiciones de la población, como la escases de recursos económicos, los condena a sobrevivir sin cuidados médicos adecuados.

Patrulla médica en brigada de atención.

De acuerdo con Stefanía Amarís, médico de la Universidad del Rosario y aspirante a Magister en Inmunología de la Universidad Autónoma de Barcelona, cada médico que deba atender una emergencia, por ejemplo, debería tener al menos oxímetro, fonendoscopio, equipo para intubar, herramientas para inmovilizar (en caso de fracturas), vendas, medicamentos para el dolor, linterna, agua, equipos de venopunción, desfibriladores, entre otros, lo que explica, sin lugar a dudas, porque las herramientas que lleva la patrulla médica pueden llegar a pesar entre todas lo que pesan dos automóviles grandes uno sobre otro y cargarlos en aviones de pequeña capacidad.

Sin embargo, una forma de apoyar a los voluntarios es seguir sus pasos a través de Señal Colombia, pues el reconocimiento podría ayudar a que más gente se una a ellos o, mejor aún, a que cada vez más valientes apoyen a las poblaciones vulnerables no solo con socorro médico, sino supliendo todas las demás necesidades que el Estado, por diferentes motivos, no logra suplir para hacer valer los derechos consignados en la Constitución.