Patrulla médica, un voluntariado por la salud de los colombianos


Paola Arcila Perdomo
27 / 04 / 2018
"Patrulla médica"
"Patrulla médica"

Médicos voluntarios lo entregan todo para brindar atención a personas en lugares apartados del país. ¡Vive esta aventura con ellos!

Sigue la travesía profesional y personal de un grupo de voluntarios en misiones que no son menos que increíbles. Personas que viajan a los lugares más recónditos del país y que toman todo tipo de riegos para brindar una óptima atención médica y salvar la mayor cantidad de vidas que puedan. ¡Esta es Patrulla Médica!

 

La Primavera, Vichada

Ubicación en el mapa: aquí

Tienen 48 horas y una sola misión: atender la mayor cantidad de personas posibles. Con este capítulo comienza la aventura de un grupo de médicos que después de pasar por una gran travesía llegan a La Primavera, en Vichada, departamento ubicado al este de nuestro país. 

Esta tierra localizada a orillas del río Meta tiene acceso a transporte terrestre, fluvial y aéreo. Si necesitan pasar un paciente a un nivel superior la opción es trasladarlos a la ciudad de Villavicencio y vía aérea, así lo confirma el Ministerio de Salud en uno de los informes más recientes del departamento. Para ver el estudio completo haz clic aquí

Cuando los voluntarios llegan al lugar el panorama no es alentador. El único hospital que hay en el sitio se encuentra en malas condiciones, el techo se cae a pedazos, no hay agua en los lavamanos y la inestabilidad en la energía afecta los equipos y retrasa los procedimientos. Los médicos luchan por dejar el lugar en condiciones adecuadas para comenzar una misión de atención en la que comienzan con un proceso de consulta y posteriormente evalúan los casos que deben ir a operación. 

Un capítulo que, a contratiempo, logra mostrar las diversas necesidades de la comunidad, la falta de atención de salud en el lugar y a decenas de personas esperando un espacio para ser atendidas. 

 

 

Voluntarios participantes: Doctor Edwin Garbrecht, oftalmólogo, Doctor Andrés Mauricio Ortega, cirujano y Doctora Diana Paulina Arenas, ginecóloga.

 

Tauramena, Casanare

Ubicación en el mapa: aquí

El anuncio de la llegada de la Patrulla Médica agolpa a los pacientes en la puerta del hospital. Son 15 las aeronaves que trasladan a 50 voluntarios a este lugar que ha sido víctima del conflicto armado y de la vulneración de muchos de sus derechos, por lo cual la llegada de voluntarios para ayudarlos es una oportunidad de oro para sus pobladores.

Tauramena es una pequeña población al suroriente de los llanos orientales, lugar en el que el acceso a la salud es más que precario y la necesidad de atención es urgente, motivo por el que las cosas tienden a salirse de control a la llegada de los voluntarios. Sin embargo, el equipo logra organizar una maratónica jornada para alcanzar a atender y operar a la mayor cantidad de personas posible.

Voluntarios participantes: Doctor Edwin Garbrecht, oftalmólogo y Doctores Germán Arango y Camilo Lozano, ginecólogos.

 

Mocoa, Putumayo

Ubicación en el mapa: aquí

La población de Mocoa quedó en una situación vulnerable después del desbordamiento de varios ríos que arrasaron con el municipio hace poco más de un año. En esta ocasión, los voluntarios aportarán 7 días de su trabajo para visitar la región sumando un equipo de atención psicológica.

La labor humanitaria de los voluntarios cubre el sector del Pepino y las veredas más afectadas de la región, lugares en los que montaron carpas especializadas donadas por una organización estadounidense para crear un hospital de campaña y así atender la mayor cantidad de gente posible. 

La patrulla reúne todos sus esfuerzos y tiempo para logrando se traslada a realizar una brigada de emergencia para brindar ayuda médica y hacer donaciones directamente a los afectados. Esta vez cuenta con un equipo psicosocial que ayuda a las víctimas a sobrellevar la tragedia. 

 

Voluntarios participantes: Doctor Santiago Hidalgo y Doctora Sofía Vinasco, psicólogos y el Doctor Camilo Lozano, ginecólogo.

 

Riosucio, Chocó

Ubicación en el mapa: aquí

Para llegar, los voluntarios se desplazan de Bogotá a Carepa en Antioquia, vuelo que dura dos horas. Posteriormente se trasladan a Turbo durante una hora en auto y de ahí salen en lancha durante 3 horas a través del Golfo de Urabá. La ubicación geográfica es complicada y la logística debe ser precisa.

Una región olvidada y rodeada de selva, con dificultades en el tema económico y de paso con grandes vacíos en la atención de la salud. A pesar de vivir una fuerte jornada que tuvo diferentes inconvenientes, ellos deciden enfrentarse al reto porque la meta es alta, atender a más de 1000 indígenas que han bajado de las veredas para ser atendidos por los médicos. 

 

Voluntarios participantes: Victoria Andrade, médica pediatra.

El Charco, Nariño

Ubicación en el mapa: aquí

Los voluntarios se trasladan a este municipio que queda en la boca del Río Tapaje, sobre el Océano Pacífico. Un pequeño lugar que para el año 2010 recibió un aproximado de 7.200 desplazados a causa de la guerra, motivo por el cual los recursos que tenían colapsaron. 

El acceso es complejo, se trasladan en avioneta y lancha, son alrededor de 12 aviones y 50 médicos para realizar la labor cargando más de dos toneladas de material para montar una sala de segundo nivel quirúrgico. El esfuerzo para los voluntarios es extremo. 

 

Voluntarios participantes: Doctor Edwin Garbrecht, oftalmólogo y Doctores Germán Arango y Camilo Lozano, ginecólogos.

  

La voz de los voluntarios

En Señal Colombia hablamos con algunos de los voluntarios que son parte de la serie. Esto fue lo que nos contaron al respecto:

Señal Colombia: Las zonas a las que asisten tienen un marco de conflicto, ¿qué es lo más difícil que han tenido que afrontar al llegar a estos lugares?

Edwin Garbrecht - Oftalmólogo: No hemos tenido que afrontar nada frente al conflicto armado, realmente todo ha sido tranquilo. No nos hemos sentido amenazados ni mucho menos, a pesar de ser concientes de que las zonas son conflictivas y básicamente por la labor que desarrollamos. En otro escenario obviamente uno no iría.

Victoria Andrade Blanco - Pediatra de la Patrulla Aérea Civil Colombiana: Pues en lugares como en El Charco se siente fuerte el conflicto, el orden público está muy alterado y hemos tenido que estar muy vigilados y resguardados, sentimos perfectamente la presión y el miedo que está sintiendo la población.

Dr. Andrés Mauricio Ortega: Afortunadamente, la fecha en la que fuimos no hubo ningún problema de orden público. Sin embargo, lo difícil era el tema de las locaciones y el trabajo arduo para lograr atender a todos los pacientes que estaban destinados.

 

SC: Del mismo modo ¿qué es lo más gratificante del voluntariado? 

Edwin Garbrecht - Oftalmólogo: Es poder ayudarle a la gente, que logren volver a ver y que recuperen su vida. Creo que esa es una misión que tenemos desde mi profesión, eso es lo que lo motiva a uno a entregarse como nos entregamos cada vez que vamos.

Victoria Andrade Blanco - Pediatra de la Patrulla Aérea Civil Colombiana: Ser parte de este voluntariado no tiene precio, no hay una recompensa que se pueda medir materialmente. Esta es una recompensa a nivel personal en el que nosotros los voluntarios nos sentimos parte de una organización que realmente transforma vidas. Nuestra actividad se ve reflejada en la mejoría de la calidad de vida de las personas a las cuales podemos llegar, así sean pocas para lo que uno quisiera hacer realmente, sin embargo, la satisfacción es total.

Dr. Andrés Mauricio Ortega: Como siempre en esta labor social y en general de la parte médica lo más gratificante es siempre recibir un abrazo, un apretón de manos por parte de los pacientes. Las palabras "gracias por estar acá" es lo que más le llena a uno el corazón.

 

SC: ¿Cómo ven el futuro de la salud en los lugares que han asistido?

Edwin Garbrecht - Oftalmólogo: hay una carnetización pero no hay ninguna prestación de servicio de ninguna índole. Son sitios olvidados. Difícilmente creo yo que tengan un futuro promisorio, por lo menos, a mediano plazo. Ya cuando esto sea un país serio probablemente se generen los mecanismos para atender esas poblaciones.

Victoria Andrade Blanco - Pediatra de la Patrulla Aérea Civil Colombiana: Generalmente vamos a sitios donde de verdad no hay ningún tipo de acceso a la salud. Desafortunadamente mientras no haya una responsabilidad con respecto al tema de salud, se amplíen las coberturas, los recursos y el presupuesto que deben tener, no veo que haya un avance en un futuro cercano.

Dr. Andrés Mauricio Ortega: El futuro de la salud en el lugar al que asistí -Primavera, Vichada- es complicado, es un sitio de difícil acceso y por ende podríamos pensar que es una de esas zonas "olvidadas" de nuestra Colombia. Espero que mejore, sin embargo, se tendrán que hacer esfuerzos grandes para poder llevar una mejor atención en salud a este sitio.

 

SC: El tiempo que tienen para asistir a la gente y llegar a estos lugares implica un gran esfuerzo, pero en cuestiones personales, ¿cuál es el máximo sacrificio que realizan para realizar el voluntariado? 

Edwin Garbrecht - Oftalmólogo: Cada vez que vamos dejamos todo. Dejamos a los hijos, la familia, dejamos muchas cosas por hacer, eso es como lo más duro. Pero la gente que está lo entiende y lo avala porque entiende el alcance de lo que uno está haciendo. 

Victoria Andrade Blanco - Pediatra de la Patrulla Aérea Civil Colombiana: En mi caso tengo que decir que no puedo hablar de algún sacrificio, para mí es un verdadero placer asistir a la brigada. Hay cosas por organizar, cuadrar turnos en la clínica, dejar organizada mi hija que es una chiquita con discapacidad y que requiere de toda la atención. Todo hace parte de un engranaje para arreglarlo todo pero, para mí es un honor pertenecer a la patrulla, es un crecimiento espiritual y personal, siempre llego absolutamente agradecida con Dios por esa gran oportunidad. 

Dr. Andrés Mauricio Ortega: Lo más difícil es poder tomar el tiempo adecuado en los sitios donde trabajo para tener ese fin de semana libre y dedicárselo al voluntariado. Sin embargo, no lo considero como un gran sacrificio porque me gusta y lo hago con todo el amor.

 

SC: ¿Qué le sugieren a las personas que quieran ser parte de este tipo de voluntariado?

Edwin Garbrecht - Oftalmólogo: Ser voluntario es una vocación y hay que hacerlo, en la medida de las posibilidades, con los mejores recursos posibles o maximizando los recursos que se tienen. El consejo que les daría a ellos es que si tienen esa vocación, bienvenidos, si no la tienen o quieren curiosear no serían los llamados a ser voluntarios, ni de esa fundación ni de ninguna otra. 

Victoria Andrade Blanco - pediatra de la Patrulla Aérea Civil Colombiana: somos un grupo de médicos y profesionales de la salud que nos encanta ayudar, estamos convencidos de nuestra vocación de servicio y ahora somos una familia. Donar nuestro tiempo para ayudar a las personas es muy gratificante, nunca se arrepentirán de una actividad altruista como esta. 

Dr. Andrés Mauricio Ortega: lo único que uno necesita son ganas, amor por la profesión, ser un poquito guerrero y saber que lo que se está haciendo es con cariño y con intención de llevar una mejor vida a las personas de los sitios adonde se va.