Coca pasó por aquí, mambe que no la vi


Sebastián Acosta Alzate
17 / 05 / 2019
'La tía Tica'
0

¿Se puede recuperar el valor ancestral de una planta prohibida?

Los usos ancestrales de la hoja de coca, como por ejemplo el mambeo, son prácticas poco conocidas. Pese a ser una especie vegetal controvertida, miles de campesinos en Colombia y otros países del continente defienden a la hoja de coca como una materia prima para fabricar productos lícitos que son una forma de sustento para sus familias.

Parte de esa historia es explorada por el documental 'La tía Rica' que se emite en Señal Colombia y relata los estigmas que viven comunidades indígenas y campesinas que se dedican a trabajar la hoja de coca para fines distintos a la producción de cocaína.

El documental se desarrolla en el municipio de Lerma, Cauca, donde un grupo de pobladores decidió encontrar nuevos usos legales de la planta de coca, de la cuales salen productos como panes y galletas, por ejemplo.

Tomando como base ese choque entre tradición y la contemporaneidad, entrevistamos a Mutauta Kaá Asik (conocido como Juan Muelas), líder indígena Misak y director del área de investigación en sentidos y lógicas de vida de los pueblos originarios de la Universidad Externado de Colombia. Él explica desde su cosmogonía y voz la importancia de los usos ancestrales de la hoja de coca.

Usos ancestrales de la coca



 

Música de fondo: 'Rituals at Dusk', de Roger Subirana

El estigma que rodea a la hoja de coca ha generado que las comunidades se apropien de la planta y creen nuevos productos.

Diversificación de la hoja


 

Música de fondo: 'Memories of the lost time', de Grupo Ancestral

De acuerdo con el líder indígena, "la coca no es mala, lo malo es el uso que le demos a ella". El problema ha sido el enfoque científico que le han dado a la planta.

"No es mambear por mambear"



 

Música de fondo: 'Ritual ', de Kenanda

Los usos ancestrales de la hoja de coca siguen presentes en la identidad cultural de estas comunidades. Muchas de ellas se han manifestado en contra de la aspersión aérea químicos como el glifosato.

Según testimonios del documental, estos químicos pudren los cultivos de plátano y afectan la salud de los niños que persiguen los aviones por la emoción de verlos tan cerca, y terminan con enfermedades respiratorias y digestivas.

Incluso, el documental muestra a un grupo musical llamado Voces del recuerdo que compuso una canción que protesta contra el uso del glifosato para erradicar los cultivos de coca.

Compadre, ahí viene la fumigadora