¿Qué hace a los activistas de la "generación z" tan importantes?


David Jáuregui Sarmiento
12 / 11 / 2019
Malala Yousafzai, protagonista del documental 'Él me llamó Malala'
Malala Yousafzai, protagonista del documental 'Él me llamó Malala'
0

Malala Yousafzai ganó el Premio Nobel de la Paz en 2014, a los 17 años. Antes de lograrlo, a pesar del peligro que le significaba, mantuvo un blog en el que detallaba su vida bajo la ocupación de los talibanes, sus intentos de tomar el control del valle y sus puntos de vista sobre la promoción de la educación de las niñas en el valle de Swat, en la provincia de Khyber Pakhtunkhwa, al noroeste de Pakistán.

Dos años antes de recibir el reconocimiento del Nobel, en la tarde del 9 de octubre de 2012, un hombre armado abordó su autobús escolar y preguntó por ella llamándola por su nombre, luego le apuntó con una pistola y le disparó tres veces. Con Malala el mundo supo de lo que era capaz una chica de apenas 15 años: había retado tanto al establecimiento talibán (religioso y político) que intentaron acabar con su vida. En nuestra pantalla, además, podrás enterarte de porqué se ha hecho tan importante su nombre.



Ahora el mundo es plenamente consciente de lo que los más jóvenes son capaces cuando se lo proponen: pueden sacudir el mundo, mirar sin compasión al presidente de la potencia económica más poderosa del planeta e incluso incitar a la revolución contra el comercio de armas desde sus redes sociales a través del activismo.

No estamos hablando de poca cosa, pues según reportó la Revista Semana en 2017, hace dos años se registraban 2.000 millones de millennials y otros 2.400 centennials que nacieron con el cambio de milenio, según señaló el estudio ‘New Kids On The Block’ (‘Chicos nuevos en la cuadra) del Bank of America Merrill Lynch. Hoy en día representan 27% y 32%, respectivamente, de la población mundial, estimada hoy en más 7.400 millones de seres humanos.

Para entender cómo y porqué los jóvenes nacidos después de 1995 están ganando protagonismo en el escenario internacional por su liderazgo en causas como la violencia de género, el cambio climático y otros temas de gran importancia, hablamos con Diego Leal, un joven de 22 años, activista y coordinador de voluntarios para Greenpeace Colombia, además de líder y vocero Fridays For Future Colombia, la misma organización que lidera a nivel global la reconocida activista centennial Greta Thunberg.

Mural con la cara de la activista greta thumberg

Para Leal, la generación z se ha encargado de causas como la defensa del medio ambiente o la defensa de los derechos de la comunidad LGBT porque, en sus palabras, “se trata de una generación que entiende que la responsabilidad de lograr un cambio no depende de terceros sino de ellos mismos”.

“Como jóvenes estamos llamados a movilizarnos. En el tema del cambio climático, por ejemplo, sabemos que debemos luchar por nuestro futuro. Si no lo hacemos nosotros nadie más lo va a hacer, pues la anterior no hizo nada y la que viene ya no va a poder hacer nada. Es en este instante en el que los jóvenes podemos pedir acciones inmediatas. Esto aplica no sólo para el tema medioambiental, sino también para las luchas sociales, como por ejemplo el derecho a la educación”, afirmó Leal.

De acuerdo con Leal esta responsabilidad no es sobre tener el poder para lograr los cambios, sino sobre hacer exigencias a quienes efectivamente pueden hacer cambios para mejorar el futuro. “Lo único que podemos hacer los jóvenes es movilizarnos, exigir, y demostrar que tenemos algo por lo que luchar”, agregó el coordinador de voluntarios de Greenpeace, quien lleva siendo activista desde los 16 años.

Sobre las principales causas que mueven a esta generación, afirmó Leal, aparte del tema medioambiental las temáticas relacionadas con los derechos humanos, el derecho a la educación, la paz y el tema de las libertades civiles -tan cercenadas en el pasado- es algo que los jóvenes defienden, pues no es propio de estos jóvenes activistas endilgarse potestad sobre las demás personas.

“Los jóvenes tenemos voluntad de paz y somos la generación que posiblemente está viviendo el inicio de la paz del país y estamos tratando de mantenerla, y quienes están ejerciendo las libertades sexuales, por ejemplo, para las anteriores generaciones fueron temas complejos de manejar y creo que debemos asentar esos logros de las libertades”, agregó Leal.

Es por esto que en el mundo cada vez surgen más y más líderes jóvenes como Yousafzai, o Emma González, que lidera en Estados Unidos una campaña anti armas, después de presenciar un tiroteo en su escuela. Amika George, una ciudadana inglesa de 19 años que ha emprendido una campaña para reducir los costos de los productos menstruales en su país, pues se trata de un mercado que además de costoso hace a un lado a las mujeres de escasos recursos.

Todas estas luchas, sin embargo, no serían posibles de no ser porque muchas otras luchas del pasado, propias de otras generaciones se dieron, explicó Leal. “Un ejemplo es que hoy en día nosotros podemos luchar por las personas de la comunidad LGBT porque en el pasado otras generaciones ya hicieron sus propias luchas por los derechos de las mujeres”, concluyó el vocero de Fridays For Future Colombia.