Tres viajeros que recorrieron países en bici


Sebastián Acosta Alzate
12 / 12 / 2018
Elkin Sulvará en su viaje por América Latina
Elkin Sulvará
0

La mayoría de nosotros le apuesta –como máximo– a un buen trayecto en ciclovía; mientras tanto, otros se aventuran a recorrer el país o el continente con su bicicleta. Conoce las historias y experiencias de tres viajeros que decidieron ser libres para recorrer largas distancias en dos ruedas.

En la pantalla de Señal Colombia tendremos el documental Kapp to Cape, el cual relata la historia de dos viajeros en bicicleta que deciden recorrer el mundo asumiendo todo tipo de riesgos: desde la seguridad personal hasta su salud están en juego a medida que las dos ruedas soportan todo su peso y el de sus pertenencias. 

Kapp to Cape

Lunes 28 al jueves 31, 9:00 p.m.

Aprovechando este estreno decidimos buscar las historias de tres viajeros colombianos que también se le midieron al reto de no ceñirse al típico plan turístico y en cambio decidieron pedalear para explorar al máximo cada pueblo. 

Ellos son Carlos Carvajal, Elkin Sulvara y Andrés Zapata. ¡Conócelos aquí! 

 

Recorrer tu propio país

Desde 2006, Carlos Carvajal oriundo de Jardín (Antioquia), ha recorrido largas distancias en bicicleta, buscando una meta y pedaleando kilómetros de más para conocer más allá de lo que esperaba. 

Carlos Carvajal

 

Pedaleando por Colombia –solo o acompañado por algunos amigos– empezó con distancias cortas hasta que fue optimizando longitudes más complejas con duraciones máximas de 14 semanas sobre el caballito de acero, recorriendo entre 5 y 6 mil kilómetros. 

De sur a norte, he conocido desde Pasto hasta la Guajira y desde Chocó hasta los Llanos Orientales.

Carlos Carvajal

Tras recorrer hasta el cansancio nuestro territorio, comenta que es importante recorrer el país en bicicleta porque "este ejercicio es muy útil para encontrarnos y redefinir quiénes somos, para dónde vamos, y entender la megadiversidad que tiene nuestro país". 

Inclusive, Carvajal comentó que solo pedaleando es posible conocer la gastronomía colombiana, la diversidad de nuestros desayunos y almuerzos que en todo lugar tienen su toque diferente pues, más allá de los alimentos, la diferencia está en quien lo sirve y en la hospitalidad con que lo atienden a la hora de darse una pausa. 

Carlos Carvajal

Pedal tras pedal, este viajero se llenó de anécdotas. Entre las más recordadas está la primera vez que vio un cóndor en el Parque de los Nevados: "es un ave majestuosa; fue un momento esplendoroso, al igual que el momento que viví en Cuchilla Jardín-Támesis (Antioquia), cuando dos colibríes se posaron sobre mi mano y rondaron mi cuerpo".

Inspirado en múltiples vivencias, Carvajal se dio cuenta que era necesario primero conocer Colombia para luego conocer todo el continente, lo sentía como un deber patriota en el que su país estaba primero, pues el relieve de las montañas y el humor de su gente estaba recargándolo de energía para compartir fuera de nuestras fronteras. 

Carlos Carvajal

En la actualidad ya le ha dado 5 vueltas a Colombia en bicicleta, actividad que le ha permitido conformar un gran grupo de amigos que se inspiran mutuamente para viajar. 

Así es como en 2009 creó la iniciativa Pedaleando Alma, un espacio en el que brinda acompañamiento y asesoría en la planeación de viajes en bici. Bajo esa sombrilla nació Suramérica en Bicicleta, un travesía que inició un 17 de abril de 2010 junto a su bicicleta y unos 200 amigos que a los primeros 100 kilómetros se devolvieron; aún así continuó con el trayecto que duró 529 días en los que recorrió 25 mil kilómetros por 8 países del continente en solitario. 

Más allá de la distancia, fue un viaje al interior de mí mismo, pues logré realmente conectarme con la vida y descubrir que en la Cordillera de los Andes está la esencia de cada uno de nuestros países.

Carlos Carvajal

La travesía de este personaje dejó huella por Ecuador, Perú, Bolivia, Chile, Argentina, Paraguay, Uruguay y Brasil. En todos estos países hizo amigos que venían de todo el mundo, especialmente de Europa, con quienes compartía de 1 a 3 días y después el seguía en su recorrido, dándose cuenta que es imposible estar solo.

Por eso le preguntamos: ¿es mejor viajar acompañado o en solitario? 

 

En cuanto a la estadía, Carvajal decidió tomar su carpa y aprovechar para dormir a un lado de las carreteras, en garajes de casas, en playas desiertas o en donde pudiera cuando la espalda ya no daba más. Los hosteles económicos también fueron útiles en su meta de conquistar el continente. 

Carlos Carvajal

 

 

Desprenderse de lo material   

Contrario a Carvajal, Elkin Sulvará no le ha dado tantas vueltas a Colombia. A pesar de su poca experiencia decidió aventurarse y seguir la firme convicción de desprenderse de lo material, salir de la zona de confort y entender que eso es lo único que todos necesitamos para ser libres y viajar

 Elkin Zulvara

Todo empezó cuando, siendo aún un niño, vio la noticia de un bici-viajero alemán que estaba de paso por Bogotá y la idea le quedó sonando.

Dado que siempre ha tenido una relación muy cercana con la bicicleta, empezó a planear desde 2012 cómo iba rodar el continente con ella. Finalmente un 7 de agosto de 2014, después de ver mapas, indagar por internet y definir qué llevaría, inició esta experiencia cargada de muy buenos recuerdos. 

El fin no era atravesar Latinoamérica sino romper la linealidad de la vida: estudiar, trabajar, tener hijos o estabilidad...

Elkin Sulvará

  

 

Sulvará salió de su casa en Bogotá hacia  el sur del país pasando por Neiva, Pasto e Ipiales hasta llegar a Ecuador. Allí estuvo en repetidas ocasiones, casi que de extremo a extremo entre la costa y la Cordillera de los Andes hasta llegar a Perú. 

 

Elkin Sulvará

En Perú estuvo pedaleando por los Andes y por el desierto para luego continuar el viaje hasta llegar a Chile. 

En este punto del recorrido empezaron las decisiones importantes, entre ellas el despojarse de lo material, pues cada elemento por liviano que sea va sumando a la gran carga. Desde luego hay cosas vitales como el agua –que sí o sí toca cargar– pero a veces algunos objetos van cobrando factura. 

Ukelele Sulvará

 

Es por ello que le preguntamos, ¿cómo fue el proceso de desprendimiento paulatino?

 

Después emprendió carretera hacia Argentina guiándose por la Cordillera de los Andes hasta llegar cerca a la Patagonia. Por temas de tiempo y presupuesto no logró llegar hasta Ushuaia –población que es casi el fin del mundo– así que decidió girarel manubrio y tomar rumbo a Uruguay. Allí en su capital, Montevideo, culminó su viaje y con el dinero que le quedaba se devolvió en avión. 

Elkin Sulvara

Todo este gran viaje sobre dos ruedas le tomó 6 meses, algo que había previsto en su planeación y su presupuesto. Su única mala experiencia fue la pérdida de la bitácora de viajes en la que iba anotando datos importantes y detalles que le hubiesen podido servir más adelante.

Elkin Sulvará

Eso sí, de todas las experiencias que vivió, la que más recuerda es en Perú, cuando se quedó sin dinero en efectivo y el pueblo donde se encontraba no tenía cajeros. Por cosas de la vida había un banco agrario en el que los funcionarios –al ver que este explorador no tenía un peso– hicieron una colecta para reunir algo y ayudarle a salir de allí. Incluso el celador de esta entidad lo invitó almorzar.

 

Colombia vs. Europa en bici 

En Colombia estamos acostumbrados a encontrar un restaurante o un lugar para tomarse una pausa y comer algo cada tantos kilómetros; de hecho esto es algo habitual no solo en nuestro país sino en Latinoamérica en general. 

Nariz del diablo

 

Caso diferente es Europa, continente en el que la atención y la cantidad de lugares para comer no es la misma. Los únicos lugares son estaciones de gasolina o peajes, algo que dificulta la planeación de los viajes en bicicleta.

Al menos eso es lo que nos cuenta Andrés Zapata, otro bici-viajero colombiano que ha conocido nuestro país pedaleando y ha tenido la gran oportunidad de viajar al Viejo Continente para pedalear en Inglaterra y España, experiencia que le permitió conocer las diferencias entre ambas regiones.

Hablamos con él y esto fue lo que nos contó:

 

Después de conocer estas historias, ¿te animarías a una travesía en bici? ¡Cuéntanos en nuestras redes sociales!