Deporte y pandemia - Cap 3: Leider Lemus


Juan Sebastián Rojas Moreno
22 / 05 / 2020
Deporte y pandemia - Capítulo 3: Leider Lemus
0

Leider Lemus es un casanareño que ama y vive por el agua. Su pasión por este medio lo ha llevado a convertirse, a pesar de las dificultades, en el mejor nadador paralímpico de Colombia. Su entrega, su tenacidad y su amor por lo que hace lo han llevado a subirse en lo más alto del podio en los torneos más grandes del planeta.

Hablamos con él en su querida Aguazul-Casanare, para que nos contara cómo ha sido el tema de la cuarentena y la pandemia y cómo, literalmente, se siente como pez fuera del agua en estos momentos.

Señal Colombia Deportes: Queremos que le cuentes a toda la gente que nos lee ¿Dónde te tomó el tema de la pandemia?

Leider Lemus: Esto fue algo que se veía venir en el momento en que empezó a avanzar de manera tan rápida en Europa y Asia, lo que es cierto es que nunca imaginamos que nos iba a sacar de una manera tan abrupta de nuestra realidad. En el momento que empezó a pasar yo estaba en Bucaramanga entrenando con la Selección Colombia, luego todo cambió rápidamente y así fue como de un día para otro cerraron los espacios públicos para entrenar como las piscinas; en ese momento supimos que debíamos devolvernos para nuestra casa porque iba para largo, afortunadamente pude volver entre el 17 o 18 de marzo a Aguazul-Casanare.

SCD: ¿Cuál es el cambio más duro que has enfrentado durante la cuarentena?

LL: Lo más duro ha sido dejar la vida activa, deportiva y social, no siento que esté en mi medio natural (el agua), siempre estoy en la piscina, el gimnasio, la casa y alguna actividad social. Cuando todo esto empezó quedamos aislados de nuestros compañeros y de nuestros amigos. Por otro lado, y aún más importante, es que no estamos entrenando en el agua, en este momento solo se nos permite ejercitarnos con circuitos de tierra ya sea en la casa o en el apartamento. Esto nos ha afectado porque hemos perdido un poco la capacidad de adaptación al medio acuático perdiendo la forma que se traía antes, pensando en participar en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020

SCD: ¿Cúales eran los planes de Leider Lemus antes de que todo esto pasara?

LL: Teníamos dos eventos internacionales antes de Tokio, primero estaríamos en abril en una serie mundial en Indianápolis-EEUU y en junio competiríamos en otra serie en Berlín-Alemania; posteriormente viajaríamos el 1ro de agosto hacia Tokio para empezar con la concentración de los Juegos Paralímpicos que se realizarían del 24 al 6 de septiembre de este año.

SCD: ¿Cómo es tu preparación en tiempos de cuarentena teniendo en cuenta que no puedes usar la piscina?

LL: Nos hemos tenido que reinventar y adaptar, literalmente hemos construido un gimnasio en casa con los elementos disponibles y con la ayuda de otros que nos permiten ejercitarnos. El entrenador nos envía las rutinas de preparación que están compuestas por circuitos de fuerza, de core y de mantenimiento ideados para no perder la fuerza del cuerpo. 

Entreno con unos cauchos que prácticamente componen la mitad de mi gimnasio. Con estos elementos trabajo biceps, triceps, sentadillas, remos, flexiones, pectorales, casi que con este caucho hago todo. Tengo otro un poco más grueso que lo uso en las piernas para hacer ejercicios de aducción enfocados en abductores y aductores. También tengo una banda más suave que se usa para ejercicios de fortalecimiento de todos los grupos musculares.

SCD: ¿Cuál es tu plan de entrenamiento, quién te ayuda con los ejercicios?

LL: Quien nos ayuda con las rutinas es el entrenador Luis Carlos Calderón, él nos manda un circuito de entrenamiento diario, de lunes a sábado, en el que vienen rutinas diferentes enfocadas en pectorales, core, zona media y lumbares, para tratar de mantener de la mejor manera el estado físico para cuando regresemos a la piscina.

SCD: ¿Cómo ha sido el apoyo que has recibido en este tiempo de pandemia del Gobierno Nacional y de las instituciones departamentales o municipales?

LL: Yo creo que debemos exaltar esa labor y ese respaldo que hemos obtenido tanto del Ministerio del Deporte como del Indervalle porque ambas entidades han seguido con las redes de apoyo como se venía haciendo antes de la pandemia. Estas entidades están también a la espera de los protocolos de seguridad para implementar los regresos progresivos a los escenarios deportivos.

SCD: ¿Cómo se ha vivido la pandemia en tu tierra, en Aguazul-Casanare?

LL: Acá se ha vivido un poco más suave de lo que se podría vivir en una ciudad grande como Bogotá. Acá los espacios que se tienen hacen que se viva de una manera diferente, tenemos la posibilidad de estar en el andén de la casa, con un poco más de espacio, mientras que en ciudades grandes tendría que estar encerrado en un apartamento por el gran número de construcciones verticales que hay. En ciudades como la mía, la gente sale en la tardes y está debajo del árbol que está al frente de la casa. Obviamente el comercio y en general la economía se han visto muy afectados. También la parte emocional, porque las personas estaban acostumbradas a un ritmo de vida y con la cuarentena cambió.

SCD: ¿Qué ha significado para ti no poder estar en el agua practicando tu deporte?

LL: Realmente es un cambio drástico porque no es el medio en el que uno está acostumbrado a vivir: ¡El agua me falta! Me siento incómodo muchas veces, hasta para comer me siento frustrado porque sabes que si comes algo de más te va a salir en el abdomen. El hecho de no poder practicar la natación estresa, pero es aún más estresante no saber cuándo vamos a regresar y que a pesar de trabajar juiciosos en casa, nunca va a ser lo mismo que estar nadando. También frustra saber que en otras partes del mundo se están preparando lo que nos hace perder terreno frente a ellos pensando en Tokio 2021.

SCD: ¿Qué tipo de característica física podrías perder al no entrenar en el agua?

LL: La capacidad aeróbica en el medio y la sensibilidad en el agua. Esa sensibilidad para cogerse o agarrarse del agua son vitales; entre uno más tiempo pase en el agua más sensible se vuelve, se desliza mejor. Si estás fuera de tu elemento los movimientos se vuelven bruscos, generas más contacto y te vas a cansar mucho más rápido generando un desgaste de energía mucho mayor.

Lee también: Leider Lemus, uno de los mejores nadadores paralímpicos del país.

SCD: ¿Qué viene para Leider Lemus en 2021, cómo va a ser esa preparación pensando en los Juegos Paralímpicos?

LL: Por ahora las directrices son seguir esperando, porque hasta que no allá protocolos de bioseguridad no podemos hablar de un plan claro. En cuanto retornemos a la piscina sabemos que el entrenamiento va a ser mucho más exigente, las dos o tres primeras semanas serán de adaptación al agua, de ahí en adelante seguiríamos entrenando de largo y sin ningún tipo de pausa hasta los Juegos Paralímpicos, eso incluye no parar en diciembre, ya que la para ha sido prolongada y nos ha hecho perder estado y capacidad física que se traía de dos o tres años atrás.

SCD: ¿Qué es lo más difícil y lo más fácil de entrenar en casa?

LL: Lo más difícil es que toca hacerlo por creencia y convicción. Tienes que saber que debes ser responsable con eso, debes acostumbrarte a que nadie va a estar encima tuyo vigilándote para que lo hagas bien y con un nivel de exigencia alto para mantenerse y mejorar la fuerza.

Lo más fácil es que son más cortas la sesiones de entrenamiento. Además, estoy en mi casa compartiendo con mi mamá y con con mi hijo, con quien no estaba hace mucho, además vale la pena resaltar que hace bastantes años no pasaba un cumpleaños en mi casa (se ríe). Pasé de entrenar 5 horas a 1 hora porque los músculos se resienten más en este tipo de circuitos ya que la natación es más de sensibilidad y precisión que de fuerza.

SCD: ¿Qué papel han jugado tu hijo y tu familia en tus nuevas rutinas de entrenamiento?

LL: Con mi hijo hacemos todos los entrenamientos, como todos saben tengo una discapacidad visual y cuando me mandan los ejercicios él es quien me dice cómo son; él es el encargado de tomar el tiempo de descanso, el tiempo de ejecución y también de hacer las tomas para las evidencias del entrenamiento. Muchas veces entrena conmigo, lo que lo convierte en una persona muy importante porque tienes alguien con quien compartir. Tener la oportunidad de entrenar con mi hijo ha sido muy chévere para mí. Mi mamá también ha sido muy importante, ella ya es de la tercera edad y a veces la pongo a ejercitarse conmigo.

Siempre he querido inculcarle a mi hijo la cultura deportiva, que se convierta en una persona a la que le guste el deporte independiente si algún día practica o no alguna modalidad de alto rendimiento. A él (Leider Santiago Lemus), le gusta mucho la natación, ha participado en muchos eventos departamentales y municipales en los cuatro estilos existentes, diría que es su deporte preferido aunque también hace fútbol y taekwondo.

SCD: Un saludo y un mensaje para deportistas aficionados, profesionales, paralímpicos en estos tiempos de pandemia.

LL: A todos tengo que decirles que la fecha cambió pero la meta es la misma, de una u otra forma tenemos que seguir preparándonos tanto física como mentalmente a pesar de las dificultades con el objetivo de obtener siempre los mejores resultados. Para los que aman la actividad física les digo sigan, el deporte ayuda a que el cuerpo funcione mucho mejor por todos los beneficios físicos, psicológicos y mentales que trae.

Nos despedimos de Leider dándole las gracias por atendernos en estos momentos de coyuntura que no han sido fáciles para nadie, mientras nos muestra algunas fotos de la casa que la municipalidad de Aguazul le regaló por sus logros deportivos. Seguiremos al tanto de este tremendo y talentoso nadador que nos llena de orgullo.

Leider Lemus y su nueva casa en Aguazul-Casanare.