¿Cómo recuerda la historia a cacica la Gaitana?


Sebastián Acosta Alzate
05 / 06 / 2019
Imagen: Hijos de la Gaitana
Cacica la gaitana
0

Heredar valores libertarios y liderazgo de quienes han representado luchas y victorias es más complejo de lo que parece, pues hay colombianos que en su diario vivir representan a personajes simbólicos de la colonia.

Por ello es que no te puedes perder el capítulo 'Ruta de la montaña' de la serie documental 'Hijos de la Gaitana', que rescata historias de vida sobre personajes del departamento del Huila que intercambian saberes, mitos, artesanías, ancestralidad, música y deportes.

En todos ellos hay un elemento que simboliza fuerza, amor y, sobre todo, la valentía que encarnaba cacica la Gaitana, una mujer que gobernó en la primera mitad del siglo XVI (1538) en territorios cercanos a Timaná, Huila.

Por todo el precedente histórico, queremos viajar en el tiempo y explicar cómo recuerda la historia a Cacica la Gaitana, a quien le incineraron su hijo pero no su historia.

Liderazgo por venganza

Forzó sus manos y batió su cuerpo desesperadamente para escapar, fue imposible, sus manos estaban atadas a un tronco situado paralelo a su espalda. Por más que intentó frente a todos, no pudo escapar del fuego colonizador.

Se trata de Timanco (príncipe Güiponga), hijo de cacica la Gaitana (señora Guaytypan). Él murió incinerado en 1538 frente de su madre por petición del capitán español Pedro de Añasco, un lugarteniente y colonizador que al establecerse en el territorio; exigió tributos cada vez más abundantes, todo con el fin de cumplir las expectativas del conquistador Sebastián de Belalcázar.

Frente al abuso, no solo Timanco protestó, también lo hicieron otros caciques en colectivo. Así que sintiendo presión de protesta, Añasco tomó tan fatídica decisión de quemar vivo al joven.

Presenciando el dolor de su hijo, cacica la Gaitana no se quedó de brazos cruzados. Capitalizó su ira y agrupó pueblos de distintas locaciones, tales como Piramas, Paeces, Guanacas, Panaos y Pijaos.

Con todos ellos orquestó una venganza. "Gaitana mató al capitán Pedro de Añasco y lo primero que hizo fue sacarle los ojos y después le perforó la garganta y le introdujo una soga para luego pasearlo de pueblo en pueblo. Después, lo torturó, lo descuartizó y, finalmente, distribuyó su carne entre los indios para que la consumieran entre todos.(...) Los huesos del español fueron asados y sus cenizas arrojadas al río".

¿Heroína o canibal?

A pesar de que en Colombia persiste el imaginario líder y revolucionario de la cacica, varios cronistas españoles de la colonia la tildaron de salvaje, (a pesar de gobernar todo un pueblo), de caníbal (aún viendo su hijo incinerado) "como una cruel cacica, dada al canibalismo, que tortura y asesina".

Por ello, consultamos el texto 'Desvelando a la Gaitana', de Susana Matallana, y la investigación de Mateo Betancourth Barney 'La Gaitana: personaje simbólico e histórico de resistencia'.

En ambos análisis se pudo constatar que los españoles, por su afán de legitimar su discurso civilizador, no hicieron más que dominar y arrasar con los indígenas. Por ejemplo, el historiador Juan Friede, es uno los más críticos frente a la historia hablada que se conoce de la cacica por la ausencia de material documental que sustente todo lo que se dice. Según él, no fue la Gaitana quien asesinó a Añasco, sino la agrupación indígena de los Yalcones.

Por otro lado, Betancourth señala en su texto que Friede, "acusa a fray Simón (cronista) de menospreciar al indio al llamarlo 'salvaje' y de usar el relato de la Gaitana y su pueblo, a los que describe como indios bárbaros y antropófagos, como justificación ideológica para exterminarlos o esclavizarlos. Friede no niega la existencia de un canibalismo ritual en los indígenas, pero dice que exageraron y generalizaron estos actos en sus relatos para desacreditarlos".

Como soporte a este argumento de la perspectiva negativa de la Gaitana, está el libro de 'Noticias historiales de las conquistas de tierra firme en las Indias Occidentales' (1627) escrito por el padre mencionado anteriormente (fray Pedro Simón), entre 1574-1627. Perteneciente a la orden franciscana.

Cacica la gaitana

De acuerdo con interpretaciones de Matallana, este franciscano "al describir los hechos, afirmaba que la legendaria cacica había sido un tanto agitadora como una 'hechicera'". todo esto porque encontraban en sus prácticas indígenas, síntomas de herejía y rebelión. A pesar de la historia oficial española, Matallana menciona que incluso la información oficial es cuestionable en el ámbito académico. Pues gracias a estas dudas e investigaciones es que se ha podido legitimar una identidad local entorno a ella.

Quinientos años más tarde, encontramos esta misma mujer en el imaginario popular colombiano convertida en símbolo de identidad y soberanía nacional

Susana matallana, investigadora

¿Cómo ha reencarnado la Gaitana?

Ya sabiendo que cacica la Gaitana luchó contra el yugo español, y logró conglomerar varios caciques para resistir, investigamos qué nos dejó de herencia hasta nuestros días.

Han sido varias sus huellas. Mantilla menciona algunas: "Sindicatos, organizaciones feministas, frentes guerrilleros, concursos de belleza, centros educativos, y obras de teatro todos han adoptado su nombre".

Aunque las anteriores tienen un compromiso más nominal que material, la herencia más tangible que se puede encontrar es en el pueblo indígena Nasa.

Por ejemplo, el Centro de Memoria Histórica en su publicación 'Nuestra vida ha sido nuestra lucha' deja como gran huella el impacto de la resistencia y memoria en el Cauca indígena, especialmente con la declaración de Flor Ilva Tróchez, dirigente Nasa del municipio Jambaló, sobre la importancia de defender el territorio en la organización.

"La cacica Gaitana, luchó fuertemente contra la invasión española, resistió contra todos los ataques que se estaban dando desde el mundo de occidente, desde el descubrimiento, el mal llamado descubrimiento de América; su lucha nos dejó un legado, un lema muy importante: la defensa de la vida y el territorio".

Así las cosas, cuando viajes a Huila y pases por Neiva o Timaná, no olvides cómo recordó la historia a cacica la Gaitana, inclusive viendo sus monumentos.

cacica la gaitana

Monumento de la cacica la Gaitana en Timaná, Huila.

Cacica

Monumento de cacica la Gaitana, venciendo al capitán español Pedro de Añasco