¿Están en riesgo las chagras?


Sebastián Acosta Alzate
12 / 06 / 2019
Chagra, Kerpuel
0

¿Chagras? ¿Qué es eso? Si nos remitimos de afán a la definición de la Real Academia Española, encontramos que chagra significa inculto o de modales rústicos (en Ecuador). Por otro lado, (en Colombia) el Instituto Caro y Cuervo, define como "referencia a la 'chagra cultivada'. Es el lugar de cultivo de los salibas. Ellos cultivan yuca dulce y amarga, maíz, plátano y frutales".

Aunque la segunda definición se acerca más a la realidad, para entender mejor este concepto hay que ver el documental 'Kerpuel, sembrar con la luna', que explora el significado y la importancia real de la palabra chagra. En él, un grupo de campesinos e indígenas del municipio de Aldana, al sur de Nariño, fortalecen lazos culturales en el resguardo indígena de Pastas.

'Kerpuel, sembrar con la luna'
Lunes 24 de junio, 9:30 p.m.
Jueves 27 de junio, 7:00 p.m.

No es de lunáticos cultivar con la luna. Este oficio les corresponde a los chagreros, unos seres que utilizan los calendarios lunares y solares para sembrar y obtener fruto de forma exacta, como si debajo de la tierra existiera un reloj que da en punto los frutos que su pueblo necesita.

Tampoco se trata de tecnologías sofísticadas para planificar los cultivos. En realidad es un saber ancestral que se ha venido tejiendo desde antes de la colonización española hasta nuestros días. Todo gracias al entendimiento del policultivo de la tierra, el cuidado de las semillas y su asocio con la luna.

El sector académico también se ha preocupado por definir qué significa chagra. Entre los estudios más rigurosos están los de la Universidad de Granada, en España, la Embajada de países bajos en Colombia, el Centro Nacional de Memoria Histórica, el Ministerio de Agricultura, la Universidad Pedagógica, la Universidad Distrital, y Universidad Nacional.

Chagra

Mauricio Telpiz, director del documental, afirma que "las chagras no son exclusivas de Colombia. Hay un sistema de chagras en toda Latinoamérica donde se aprende la sincronía del tiempo con la luna, ayudando a preservar la lengua indígena y la relación de el cosmos con los espíritus de la fertilidad".

Hasta el momento suena muy bien, pero resulta que las chagras están en riesgo de desaparecer. De la mano de Aldemar Ruano, chagrero del documental, descubriremos por qué.

Semillas certificadas

La certificación de semillas es una estrategia que se está impulsando en muchos países con el fin de contribuir a la agricultura nacional en términos industriales y comerciales. Dichas semillas están modificadas genéticamente para que sus tiempos de germinación sean más rápidos y abundantes. No obstante, según Ruano, "las semillas modificadas genéticamente pueden dañar los nutrientes de los suelos y volver estériles los territorios donde se cultiva".

Chagra

Un estudio de la Universidad Nacional señala que los cultivos transgénicos pueden generar riesgos, no para la salud humana, sino para el medio ambiente. "Pueden producir efectos tóxicos sobre organismos que no son plaga, pero son predadores y parásitos de insectos plaga y son de hecho, benéficos para la agricultura".

Claro que, no solo esto implica una amenaza para la chagra, también lo es la práctica cultural relacionada al intercambio de semillas entre chagreros y campesinos. Ya que una vez las semillas son producidas, las guardan para honrarlas en momentos espirituales, intercambiando las mejores semillas para que las familias puedan cultivar frutos alternativos y no todos lo mismo.

Chagra

De acuerdo con Ruano, "las semillas certificadas irrespetan la naturaleza porque no aceptan sus tiempos, sus ciclos y fuerzan las especies a ser más resistentes únicamente por el deseo del dinero, rezagando las comunidades que tanto han cuidado territorios ancestrales".

Pesticidas

Como medida preventiva contra las plagas, grandes terratenientes invierten en proteger sus cultivos utilizando pesticidas. El problema, según Ruano, es que "matan a insectos que aportan al proceso de germinación, dicho proceso en términos científicos se llama simbiosis, en el cual se beneficia tanto la planta como el insecto que se alimenta de los organismos parasitarios. Una vez muerto el insecto, lo que hace la planta es fortalecer sus defensas y volverse inmune al pesticida".

El ejemplo más destacado es la muerte masiva de abejas por uso indebido de pesticidas, pues las abejas son expertas polinizadoras de plantas. "El censo poblacional (de abejas) ha disminuido drásticamente por el uso extensivo de pesticidas y agroquímicos, en monocultivos tecnificados que buscan potenciar el rendimiento de la producción" aseguró un estudio de la Universidad de Cundinamarca.

Chagra

Dadas las circunstancias, Ingrid Samanta Acosta, líder estudiantil del resguardo indígena y activista en las chagras, asegura en el documental que: "Los pesticidas afectan la seguridad alimentaria, nuestras comunidades solo piensan en autoabastecerse sin depender de las dinámicas del mercado, lastimosamente el monocultivo a gran escala nos está afectando porque el residuo de estos químicos podría contaminar nuestras tierras".

Calentamiento global

Ruano menciona que no solo el calor extremo daña los cultivos, también el frío puede quemar los frutos. Es así como él argumenta que el calentamiento global está afectando la vida en las chagras, pues "los polos extremos de temperatura, ya sea fría o caliente, oxidan nuestros cultivos o los hacen madurar antes del tiempo que planificamos en la chagra".

Es más, este síntoma de los cambios abruptos de temperatura ya ha sido estudiado por el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales, IDEAM, quienes aseveran que "el incremento observado en la temperatura media global desde mediados del siglo XX se debe más al incremento observado en las concentraciones de gases efecto invernadero de tipo antropogénico". Es decir, por actividad humana de alto impacto en el medio ambiente.

Chagra

A pesar de los riesgos, Ruano insiste en que la chagra debe continuar, no solo como un sistema de policultivo ancestral, sino como "un ejemplo de economía sostenible y cooperativo, donde todos gozamos de soberanía alimentaria. Aquí el fondo de todo no es el dinero, sino el significado real de la chagra como un modelo teogónico y cosmogónico de nuestro propio territorio".

a