La ópera en la cultura popular


Sebastián Acosta Alzate
22 / 08 / 2018
Festival Internacional de Música de Cartagena
Festival Internacional de Música de Cartagena 2019
0

Entre dramas y tragedias, las voces femeninas de la ópera conocidas como soprano, mezzosoprano y contralto, van acoplándose a las voces masculinas de los tenores o barítonos. Cuando ambas suenan al tiempo junto a la sinfonía de la orquesta, sumando la puesta en escena, nos hace preguntarnos cómo la ópera ha llegado a permear en expresiones de la cultura popular.

 

Festival Internacional de Música de Cartagena
Transmisiones del 8 a al 12 de enero

 

La ópera no la inventaron ayer; es un género transversal en los estudios culturales que surgió a mediados de 1570 y 1580 con la Camerata Florentina, quienes fueron un grupo de artistas que se inspiraron en la tragedia griega para cantar y vincular el teatro.

Según Clasica2, revista digital de ópera y música clásica, la primera ópera que se escuchó en la historia fue La Dafne, obra que fue estructurada con el texto de Octavio Rinuccini y musicalizado por Jacopo Peri en Florencia (Italia) durante 1594. Como dato curioso, Vicente Galilei (padre de Galileo Galilei) fue uno de los que impulsó este movimiento de la Camerata Florentina.

"Como cualquier arte que intenta emocionar y llegar al corazón, es mejor quitarse el prejuicio psicológico de que es un arte de alta cultura. Bogotá es un ejemplo de que la ópera puede estar en los parques, las plazas y las calles junto a los niños, un público que poco a poco se ha venido formando" manifestó el director de la Orquesta Filarmónica de BogotáJosep Caballé Domenech a Señal Colombia.

Más allá de la pertenencia a la alta cultura, una de las discusiones que se encuentra en el panorama de la ópera es el 'purismo' de este género, el cual fue defendido a capa y espada por Gloria Zea, quien se mostró en desacuerdo con la fusión del género con otras vertientes populares :"Después de 42 años de estudio personal sobre la ópera, es importante conservar el estilo clásico respecto al uso de las partituras y las canciones clásicas que tienden a transformarse en el devenir cultural", afirmó a Señal Colombia la directora de la Ópera de Colombia

Por otro lado, Caballé argumentó que la diversificación de la ópera hacia otros horizontes a dejado a Colombia muy bien parada. "Uno de los mejores referentes nacionales es Valeriano Lanchas, quien ha dejado en alto el nombre de este país en materia de ópera y canto lírico". 

 

Aunque este fue un breve resumen sobre los inicios de la historia de la ópera, en la actualidad este género le ha dado la vuelta al mundo, pues todos hemos tenido contacto con la ópera (a veces sin darnos cuenta) y es por esto que queremos contarte las relaciones y aportes de la ópera a la cultura popular. Con eso le echas cabeza a ver dónde has tenido contacto con ella, sin importar tu posición en el mundo.

 

Pinceladas de ópera

Por ejemplo en Pekín (China) la ópera sirvió como fuente de inspiración para los pintores de los reinados entre 1851 y 1854, quienes al ver este ritual musical se fijaron detalladamente en el maquillaje de las obras y en la teatralidad del gesto para pintar.

Actualmente sirven como fuente de estudio histórico para analizar el génesis de la ópera en Pekín. Si te interesa, puedes ver 47 ilustraciones de la Biblioteca Mundial Digital

opera-señal-colombia

 

Por otro lado, en Francia la ópera también se relacionó con la pintura, especialmente con el movimiento impresionista que surgió en 1874. Aunque hubo varios pintores distinguidos en esta corriente, fue Edgar Degas (1834 - 1917) en París, quien se dejó seducir por la magnificiencia de la ópera y las bailarinas de ballet, los espacios teatrales y el ritual de la elegancia a la hora de vestir. 

Estas son sus pinturas, ¿qué tal te parecen?

 

ópera y pintura de Edgar Degasópera y pintura de Edgar Degas

 

ópera y pintura de Edgar Degas

 

Aunque estos son ejemplos históricos, entre los ejemplos contemporáneos está Laurent Pelly, quien dirigió la creación en 2012 de una pintura gigante para Royal Opera House en Reino Unido. Dicha obra fue utilizada como tela escénica para la puesta en escena de la obra Robert Le diable. 

 

Él explicó brevemente cómo hizo la obra: "Primero, el lienzo se estira, se clava al suelo y se ceba con un líquido especial. Luego, la obra de arte se cuadricula, utilizando una escala de 1,25 metros, este se dibuja a tamaño completo en la tela con carbón. Finalmente la pintura involucra una mezcla de pinceles, sprays y rodillos", aseguró el artista, quien además hizo un stop-motion que resumió 200 horas de trabajo en 2 minutos. 

 

Música y ópera 

Es evidente que para hablar de ópera es difícil salirse del marco histórico europeo, pues dicha expresión del arte logró establecerse en Inglaterra, Alemania, Francia, Grecia e Italia de forma preponderante desde el siglo XVI.

Aún así en latinoamérica la mejor herencia que se pudo abstraer de la ópera fue la zarzuela que nacida en España durante el siglo XVII, se catapultó en Cuba tras ser la última colonia del imperio hispánico. Una gran herencia de ese legado europeo fue la obra Cecilia Valdés del director Gonzalo Roig en latinoamérica.

 

"Un error común de los artistas es clasificar la zarzuela como un subgénero de la ópera y en realidad es un género nuevo que surge de la ópera y encarna las historias populares de cuba", aclaró la experta en ópera Gloria Casas Azcuy. 

Inclusive, en la academia varios cantantes toman elementos de la ópera para explotar en otros géneros musicales para innovar en sus composiciones. "El principal aporte de la ópera a la cultura es la técnica lírica que se puede aplicar a otros géneros artísticos en la academia", afirmó Casas.

Es por ello que el movimiento cubano de la zarzuela no se puede dejar de lado, puesto que fue ejemplo a seguir en México y Argentina. 

Pero los aportes no terminan allí, entre las mejores fusiones de ópera con otros géneros musicales están como referentes Andrea Bocelli y Sara Brightman

 

Otro ejemplo por recordar de Sara Brigthman es su debut con Antonio Banderas con El Fantasma de la Ópera.

 

Y es que la explotación de la técnica de canto lírico es la que ha permitido popularizar la ópera. Tanto así que la evolución de la ópera que empezó con la tragedia griega, hoy se puede palpar con diversos tipos de ópera como la ópera bufa, opereta, y la ópera cómica. 

Por otro lado, hubo intentos europeos más comerciales de potenciar la técnica del canto lírico inspirado en la ópera como Il Divo.

 

En esta misma línea se encuentra el grupo italiano Il Volo

 

También existe un estereotipo de que la ópera solo aplica para las lenguas romance, y no. El mejor ejemplo de ello está en Alemania con el singspiel, el cual es catalogado como otro género nacido de la ópera que utiliza tonos populares y folclóricos de la cultura alemana. Un gran ejemplo es la Flauta Mágica de Amadeus Mozart.

 

El telón de la ópera

La ópera no es más que una obra teatral cuyo texto se canta con acompañamiento de una orquesta o un piano. 

"La ópera y el teatro están muy ligados, tienen una pared que es permeable porque la ópera no es más que teatro cantado o con música. La ópera surge muchas veces del teatro, debido a que tiene una base literaria; puede ser una novela, un poema u otro texto que podría ser hasta noticioso", explicó el director de escena para ópera y teatro Federico Figueroa.

 

Por ejemplo, un aporte recíproco de la ópera al teatro se evidencia en la revista internacional de ópera donde explica que la Traviata es una ópera que está basada en una obra de Alejandro Duma (hijo) quien hizo una novela llamada La Dama de las Camelias, la cual tuvo tanto éxito que hicieron una obra de teatro. Giuseppe Verdi al tener conocimiento de esta obra tan exitosa compró los derechos de autor, creando así esta ópera tan reconocida.

Otro aporte recíproco entre la ópera y el teatro se encuentra en el siglo XX.   "En este siglo tenemos obras de teatro que hicieron sendas óperas. Una de las más conocidas es Salomé; una obra escrita escrita por Oscar Wild que se tradujo a muchos idiomas, había una traducción en alemán  que le gusto aun compositor llamado Richard Strauss quien aportó al mundo del teatro con esta ópera" narró Figueroa

Entre otros ejemplos se encuentra Tosca, una ópera que se basó en una obra de teatro que se llama Floria Tosca. Esta obra le encantó a Giacomo Puccini, quien compró los derechos de autor y le puso música y se transformó en ópera.

Pero esa no fue la única compra de derechos de autor sobre literatura teatral que hizo Puccini, pues el también adquirió la autoría patrimonial del texto La vida de bohemia (1845) del autor Henri Murger para crear la ópera La Bohemia (1897).

Esto quiere decir que el aporte de la ópera al teatro también estuvo soportado por un esfuerzo intelectual de la literatura y los guiones más allá de la escenografía. No obstante la convergencia entre teatro, texto, música y canto denotaron una cualificación de la ópera desde distintas expresiones del arte.

 tiquete de la bohemia

 

Para revivir este momento histórico sobre el aporte de la ópera al teatro, por nada del mundo te pierdas este video que mezcla lo mejor de la literatura teatral, la escenografía y la música.

 

Pero entre todos estos talentos, ¿cúal es la diferencia entre teatro musical y ópera?. Según el director de la Orquesta Filarmónica de Bogotá "la diferencia es sencilla, en el teatro musical amplifican la voz con micrófonos, mientras que la ópera el canto es natural del cuerpo humano, sin parlantes ni amplificaciones", afirmó Josep Caballé Domenech

 

Televisando la ópera

Cuando tomes el control del televisor no te dejes llevar por el ojo, dale un poco de prioridad a lo que escuchas.

"Muchas veces pasamos desapercibidos y no logramos notar la cantidad de elementos de la ópera que vinculan a los comerciales televisivos, en películas, cápsulas radiales que se confunden con música popular pero no, es ópera", aseguró el experto en ópera Federico Figueroa, dramaturgo y director de escena. 

Es más, si eres de las personas que cree que la ópera es aburrida y que las personas va a dormirse a las sillas, te equivocas, pues entre las series televisivas más conocidas por la cultura popular occidental está la corporación ACME, donde uno de sus personajes, Bugs Bunny, tampoco pudo escapar de las expresiones artísticas de la ópera.

Así que si buscas diversión y risas, piensalo dos veces antes de reproducir el siguiente video: 

 

Un ejemplo explícito de publicidad televisiva está hecho por Gameboy Advance, el cual es producido dentro de un teatro especializado para ópera. Son libres de juzgar sobre los efectos especiales de este video en redes sociales. 

 

Ópera y FlashMob

Con el ánimo de democratizar y popularizar más la ópera, los artistas y los directores de arte han tomado como iniciativa descentralizar el escenario cargado de sillas rígidas, telones imperantes y boletería costosa, para ubicarlo en lugares predilectos de la cultura popular, tales como centros comerciales o plazas públicas donde abundan cardúmenes humanos. 

 

Así demuestran que la ópera es de todos y no depende de ningún espacio o "templo" para vivir este ritual operístico. Es como desnudar los oídos, inclusive todos los sentidos, para sentir como se aleja el discurso de la "alta o la baja cultura". Nosotros te ayudamos con eso. 

 

Ya entendidos los aportes de la ópera a la cultura popular, queremos enfatizar que los géneros artísticos no son propiedad de ninguna clase social; menos la ópera, que reúne diferentes artes como el ballet, teatro y música, que se funden en un realismo escénico bastante impactante.